Bienvenido. Eres el visitante No.

EL CASTILLO DE JORGE CASTAÑEDA.

El primer día de junio pasado, Jorge Castañeda estuvo en Tijuana para presentar su libro “Solo así, por una agenda ciudadana” estuvo en las universidades CETYS, IBERO, XOCHICALCO, y en el Centro Cultural Tijuana. En todas partes fue un éxito por la cantidad de jóvenes y no tan jóvenes que asistimos, en primera por la personalidad de Castañeda que no rehúye al debate y que es acusado de todos los crímenes políticos que la fantasía mexicana puede crear, y en segundo lugar porque siendo Tijuana parte de la provincia, su conferencia despierta el interés de quienes ya vimos todas las películas de cartelera y nos resulta perfecto para salir de la rutina.
En el CECUT, propuso su teoría sobre el candidato independiente, empezando por preguntarse ¿Independiente de qué?, a lo que responde con sencillez "independiente de partido político alguno", algo así como “Candidato sin partido”, pues la "independencia política" es imposible, todos somos dependientes de nuestras ideas, de nuestro propio pasado, de lo que somos, y en este sentido nadie que tenga interés en la política puede ser independiente de esta.
Después agregó, como lo viene haciendo, que en las elecciones del 2018 Andrés Manuel López Obrador va a ganar si se enfrenta solo a los actuales partidos políticos, desprestigiados, burocratizados e incapaces de crear personalidades nuevas o candidatos con significado para la sociedad. Hecha esta afirmación con la que todos coincidimos, entonces confesó que nunca votaría por “AMLO”, por ningún motivo, y como él muchos más, pero estos votos se quedaran en la nada si no surge la opción de una  “candidatura independiente única”, que lo enfrente para vencerlo en su propio terreno, el de la libertad del lastre de un partido político (AMLO no es de Morena, Morena es AMLO).
El “Candidato independiente único” deberá tener una agenda política mínima, y para esto propone una serie de rectivos como el del aborto y la despenalización de la producción y comercialización de la Mariguana, con lo cual cosechó solo un par de feroces aplausos, ante lo cual dijo que en el tema del aborto y la Mariguana, tanto Margarita Zavala como Andrés Manuel López Obrador están totalmente de acuerdo, pues ambos están en contra, dado que son "conservadores".
En la ronda de preguntas, Jorge Castañeda fue acusado de asistir a la fiesta de cumpleaños del “Jefe Diego”, el impugnante informó que incluso Porfirio Muñoz Ledo fue expulsado del Consejo de Morena por asistir a esa fiesta, ante lo cual Castañeda se sorprendió diciendo que eso es una “Culpa por asociación”, como la culpa que los nazis imponían a los amigos de los judíos, o a los artistas que tenían amigos comunistas durante el Macartismo, o a quienes apoyaron a la Revolución cubana o a quienes no se decían partidarios de los gobiernos en ciertas repúblicas totalitarias. En esto recibió nutridos y merecidos aplausos, pues Porfirio Muñoz Ledo a sido y es leal a sus ideas.
Durante la larga sesión de preguntas, contestó a todos lo que lo cuestionaron, fue bastante divertida, hubo rechiflas, aplausos, risas, y muchos motivos de reflexión. Es lamentable que para el centralismo del cual Jorge Castañeda es su principal promotor nacional, Tijuana solo sea un lugar de visita para promover sus libros, aunque por fortuna escribe muchos. Los restantes intelectuales mexicanos solo pasan por aquí cuando vienen a San Diego a la "fayuca".
Al final todos salimos satisfechos de un evento muy disfrutable, pero insatisfechos con la propuesta. En lo personal considero que la candidatura independiente es un tanque de oxígeno para los partidos mexicanos. Gracias a las candidaturas independientes la presión contra los partidos políticos antidemocráticos y rateros, organizaciones de la Delincuencia organizada, disminuye. Con el distractor de los "candidatos independientes", los partidos siguen en lo mismo, de hecho en Tijuana, como en el resto de México, los partidos impusieron sus candidatos con descarados dedazos, en el único partido en que hubo cierta oposición fue en Morena donde Andrés Manuel López Obrador impuso a sus canidatos y por ello salió escupitajeado. Fuera de este caso, las militancias serviles guardaron silencio cómplice, con lo cual confirman su condición de becerros.
Con las candidaturas independientes los partidos están felices pues la presión contra ellos ha disminuido, y en la medida que la intelectualidad se decante en ellas, la sociedad volteara su vista y mirará a otra parte, dejando a la podredumbre partidista a salvo de acusaciones. Jorge Castañeda, sin proponérselo sirve a los hiper corruptos partidos políticos mexicanos, al inventar esta válvula de descompresión que son las candidaturas independientes.
La “Candidatura independiente única” es solo ficción, los egos de los probables candidatos independientes no van a sacrificarse, menos cuando el INE aprobará sus candidaturas en paquete, y de plano imposible si se quiere imponer a los candidatos independientes una agenda política común, cosa de entrada antidemocrática y absurda.
Malas noticias para el pueblo, los partidos políticos mexicanos disfrutarán de larga vida, pues no se combate la antidemcoracia con antidemocracia, ni la imposición con imposiciones. Vivirán mientras sigamos construyendo castillos en el aire para defendernos de ellos y de sus dragones.

Por Antonio Limón López.
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.