Bienvenido. Eres el visitante No.






C. DELEGADO ESTATAL DE LA FISCALÍA
GENERAL DE LA REPÚBLICA EN EL ESTADO
 DE BAJA CALIFORNIA.
PRESENTE

ANTONIO LIMÓN LÓPEZ, promoviendo con el carácter de denunciante, en relación a los hechos que hice de su conocimiento, probablemente constitutivos de delito, el pasado 13 de junio, con el debido respeto, comparezco y expongo:
Que, por medio del presente ocurso, vengo a solicitar sea inadmitida la denuncia que interpuse en virtud del hecho superveniente, el siguiente

HECHO:

Unico.- El viernes 14 de junio del presente año, el Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard Casaubón compareció en el Senado de la República e hizo entrega del único documento firmado con Estados Unidos para su consideración por el Senado mexicano.


En tal virtud me permito hacer la siguiente

CONSIDERACIÓN DE DERECHO:

Único.-  El objeto tutelado por el delito establecido en el artículo 214 fracción IV del tipo Código Penal Federal tiene como propósito proteger el conocimiento por parte de las autoridades competentes de los documentos que son parte de su función pública, es el caso que, la máxima autoridad en materia de tratados es el Senado de la República como lo establece el artículo 76 fracción I, de nuestra Constitución política.
Al momento de interponer la denuncia, el ejecutivo obligado a informar al Senado de la República no había entregado el tratado firmado con Estados Unidos, sin embargo dieron al menos tres conferencias de prensa abundando sobre sus contenidos sin exhibirlo al Senado, por esta razón fue que interpuse la denuncia de hechos.
Sin embargo el día 14 de junio, el Secretario de Relaciones exteriores compareció ante el Senado de la República y exhibió y entregó el tratado o acuerdo internacional celebrado con Estados Unidos de América, en tal virtud el Cuerpo del Delito establecidos por el artículo del Código Penal en comento desaparece, pues exige el ocultamiento del documento firmado al Senado, por lo que al hacer entrega del mismo a ese órgano supremo en materia de tratados, queda el Cuerpo del Delito sin integrarse y por ende se extingue el delito.

En tal virtud, a usted con el debido respeto le

SOLICITO

1.- Reciba el presente escrito.
2.- Se Proceda conforme a derecho.-

Tijuana Baja California a 19 de junio del 2019



PROTESTO LO NECESARIO





LIC. ANTONIO LIMÓN LÓPEZ

Denuncia Penal contra Andrés Manuel López Obrador


SE PRESENTA DENUNCIA DE HECHOS



C. DELEGADO ESTATAL DE LA FISCALIA
GENERAL DE LA REPUBLICA EN EL ESTADO
 DE BAJA CALIFORNIA.
PRESENTE

ANTONIO LIMON LOPEZ, promoviendo por mi propio derecho, señalando como domicilio para recibir todo tipo de notificaciones, la casa marcada con el número 14440 de Misión de Loreto, en el fraccionamiento Misiones del Pedregal de esta ciudad de Tijuana Baja California, ante Usted con el debido respeto, comparezco y expongo:
Que, por medio del presente ocurso, vengo a presentar formal denuncia de hechos en contra del C. Andrés Manuel López Obrador quien tiene su domicilio en Palacio Nacional en la Ciudad de México y/o contra quien o quienes resulten responsables, por los hechos que a mi entender constituyen el delito de “Ejercicio ilícito de servicio público” previsto y sancionado por el artículo 214 Fracción IV del Código Penal Federal, al tenor de los siguientes:

HECHOS
1.- El 10 de junio pasado, el C. Presidente de los Estados Unidos Mexicanos dio a conocer en su conferencia matutina -que puede ser consultada en su versión estenográfica en el siguiente enlace:  https://lopezobrador.org.mx/2019/06/10/version-estenografica-de-la-conferencia-de-prensa-matutina-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-100/ aclarando que en la misma página puede ser visto el video de dicha conferencia- la celebración de un importante acuerdo de nuestro país con Estados Unidos de América, de inicio el Presidente con gran orgullo dijo:
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Buenos días. Ánimo.

Estamos iniciando la semana. Ya pasó la semana difícil. Lo cierto es que sí se vivieron 10 días complicados por el tema de los aranceles, la decisión de imponer esos impuestos a las mercancías que se producen en México y se venden en Estados Unidos. Entonces, sí fueron días difíciles.

Estuvo muy bien nuestra delegación en Washington y fueron buenos los resultados. Lo mejor es que no entran en vigor esos aranceles el día de hoy. Lo que cuenta en política es mantener principios y también los resultados. Marcelo Ebrard va a exponerles sobre este asunto.

2.- En su turno, el Presidente presentó a Marcelo Ebrard Casaubón de manera directa y entonces el Secretario de Relaciones Exteriores expuso:

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: “Vamos a que Marcelo nos explique lo del acuerdo que se tomó el viernes por la tarde noche en Washington.”

MARCELO EBRARD CASAUBON, SECRETARIO DE RELACIONES EXTERIORES: “Buenos días.

Con su permiso señor presidente, señoras y señores, invitados, colegas.

Informar respecto a los acuerdos llegado con Estados Unidos a la administración Trump respecto al tema de la tarifa y la migración.

Primero diría que en lo que lleva este gobierno, en estos meses ésta ha sido la más difícil o el momento más difícil en la relación tren México y Estados Unidos. Y la negociación fue muy difícil, muchas horas, muy tensa; y en esencia lo que ocurrió es que la relación comercial y económica se subordinó a la diferencia sobre el tema migratorio. Eso no había ocurrido.

Un objetivo primordial de la negociación fue entonces para nosotros, para la delegación mexicana, volver a separar las dos esferas, es decir, que la esfera comercial y la relación económica siga su camino y que la esfera migratoria siga el suyo como estábamos hasta antes de la semana pasada.

¿Qué provocó que esto ocurriese por parte de Estados Unidos?

El número de personas que están llegando allá, es decir, en el mes de mayo así nos recibieron en la reunión con el vicepresidente, que fue también muy dura, dura no en el sentido que fueran groseros u otra cosa así, sino muy dura en el sentido de que el tono era casi de ultimátum, bueno, quítenle el casi.

¿Por qué?

Porque nos recibieron con el reporte del mes de mayo de aprehensiones hechas en la frontera de los Estados Unidos con México y dieron a conocer unas cifras superiores a 140 mil personas, es decir, con esa tendencia de personas que están llegando a Estados Unidos, dicen ellos, a fines de este año sabrían, estarían llegando más de un millón 600 mil.

El tema de las tarifas, yo quisiera nada más subrayarlo, porque por fortuna hoy se alejado ese peligro; pero el tema de las tarifas ¿qué implica para México o por qué están importante tener cuidado con eso?

Bueno, en primer lugar, hay que tomar en consideración que tenemos un tratado de libre comercio presentado al Senado en México y que está en el Congreso de Estados Unidos y si se aplican tarifas unilaterales, entonces nos alejamos del modelo del tratado de libre comercio.

Es decir, que podría seguir en una guerra comercial, pues que no se aprobase o no entren en vigor o deje de estar en vigor, cualquiera de las tres, un acuerdo de libre comercio con México.

Entonces, todas las inversiones que tengamos previstas en México tendrían que tomar en cuenta eso.

Pensamos, estimamos, que entrar a una guerra comercial nos va a costar a México ¿qué?, ¿cómo lo podríamos traducir para nuestra vida personal?

En primer lugar, estimamos como incrementar el IVA de golpe 10 por ciento, en términos de tus condiciones de vida, implicaría probablemente la pérdida de un millón 200 mil empleos, implicaría una caída en el Producto Interno Bruto de más de un punto.

¿Y esto por qué razón?

Bueno, porque primero vamos a tener cinco por ciento, luego nos habían marcado el 1º de julio 10 por ciento, y entonces esto se convierte en una crisis económica para nuestro país que afecta a toda la población.

Entonces, ¿a qué se llegó en esta negociación?

En primer lugar -aunque ahora voy a leer en detalle los resultados- en primer lugar, se llegó a que los dos temas se separen de nuevo. Entonces, logramos que el tema migratorio esté en una mesa; y el comercio y las tarifas en otra.

¿Qué se acordó y qué se logró, entonces?

El gobierno de los Estados Unidos llegó a la reunión donde estuvo el señor vicepresidente de los Estados Unidos diciendo que la única manera que no hubiese tarifas hoy era que México aceptara y firmara el fin de semana un acuerdo para ser el primer país de asilo; o dicho de otro modo, ser el tercer país seguro.

¿Esto qué significa? para no ser muy complejo.

Significa que las personas que quieran buscar asilo que atraviesen por nuestro territorio tendrán que hacerlo en México y no podrán llegar a Estados Unidos a hacerlo.

Nosotros les dijimos que tenemos muchas reservas sobre eso. Yo mismo declaré llegando a Washington que a mí no me gustaría hacer ese acuerdo. Entonces, después de muy intensas negociaciones llegamos a dos medidas: una propia y otra de ellos, y se acordó un plazo para hacer las cosas y ver quién tiene razón.

¿La medida mexicana qué fue?

Informarles algo que ya ha sido informado a la opinión pública en México, que es que la Guardia Nacional mexicana va a cubrir todo el territorio nacional y también la frontera sur. Eso no se deriva del acuerdo con Estados Unidos, eso ya estaba establecido.

Lo quiero subrayar porque he visto comentarios en los medios de algunas personas que dicen que vamos a militarizar la frontera sur. Bueno, eso es inexacto. En primer lugar, porque es la Guardia Nacional; y segundo lugar, porque está incluido esa presencia en esos municipios en el plan que ya se había presentado.

¿Qué es lo que se va a hacer?

Hacer el despliegue más rápido, eso sí, pero nada más.

¿Qué se pretende con esto en combinación con el Instituto Nacional de Migración? ¿Qué se pretende, cuál es el objetivo?

También se dice se va a criminalizar a los migrantes, México nunca haría eso ni menos este gobierno. Es decir, porque alguien se quiera mover eso no lo convierte en criminal.

¿Qué es lo que se va hacer?

Se va a hacer un proceso que ya se anunció desde que entró este gobierno, que es que las personas que cruzan nuestro país, en primer lugar, tienen que registrarse.

A ver, yo regresé de Washington, hice fila y presenté mi pasaporte, y soy el canciller de México. Y si no hubiera traído mi pasaporte a bien habría hecho la autoridad migratoria de mi país en ponerme en una sala, aunque sea el canciller de México. Y eso es para protección de todas las personas de nuestro país. Eso no es criminalizar a nadie.

No podemos tener transitando por México a 600 mil personas y no sabemos cómo se llaman. Entonces, la decisión que se está tomando es vamos a pedirles que se registren y vamos a decirles qué opciones hay. México no puede permitir que haya un flujo de millón y medio de personas sin saber cómo se llaman siquiera por su territorio.

Segundo. Estados Unidos su decisión, la decisión de Estados Unidos es: ‘Miren, hoy en día estamos aplicando la 235 famosa’, que también nos han criticado mucho que por qué se está aplicando la 235. Esa no es una decisión de México ni es un tratado, es una resolución de Estados Unidos; y esa ley no la hizo el gobierno del presidente Trump, la hizo un gobierno demócrata anterior.

¿Y qué dice esa ley?

Persona que esté buscando o este solicitando asilo de mi lado, ellos dicen que están saturados y que tienen miles y miles de personas, y a juzgar por las cifras que han dado, pues sí verdad, porque si tienen 600 mil personas cuando antes solían tener 180 mil, puede ser que sí estén saturados.

Entonces, lo que dijeron es: ‘Vamos a poner en México personas que ustedes puedan admitir para que terminen su proceso de asilo’. Y eso es lo que estamos haciendo.
¿Cuántos hemos recibido?
Más o menos 10 mil personas, según se informó hoy en la mañana.
Para aquellos que dicen que nos van a mandar cientos de miles. Hay 10 mil.
¿Y por qué estamos haciendo eso?
Porque estamos comprometidos con que esa persona termine su proceso de asilo.
¿Por qué no los deportamos?
Porque respetamos el derecho de asilo.
¿Por qué los apoyamos?
Porque respetamos el derecho de asilo.
Bueno, Estados Unidos nos dijo: ‘Lo voy a hacer en otros puntos’.
Entonces, ¿qué es lo que nosotros vamos a hacer?, pues hacer lo mismo, es decir, vamos a permitir que esas personas terminen sus procesos de asilo. Esa es la medida que Estados Unidos tomó, la dos.
Entonces, el punto uno es la Guardia Nacional.
El punto dos es la 235.
Punto tres. Lo explico, porque hay tuits del presidente Trump y me dicen que si hay acuerdos secretos, paralelos o que qué más dimos, que si los granos, en fin.
Voy a explicarlo lo más preciso, porque además la instrucción que tenemos es hacer una diplomacia transparente.
Ambas partes, dice, están de acuerdo en que en el caso de que las medidas adoptadas.
¿Cuáles?
Las dos anteriores que acabo de explicar no tengan los resultados esperados.
¿Cuáles?
Que los números se estabilicen y vayan hacia abajo, entonces, tomarán medidas adicionales.
Ahora ¿qué es lo que aceptamos nosotros?, dice.
De ser necesario México y los Estados Unidos a fin de enfrentar los flujos migratorios y regulares y las cuestiones de asilo continuarán sus conversaciones sobre los términos de otros posibles entendimientos.
Voy a explicarlo.
Ya les dije que, en la reunión con el vicepresidente de Estados Unidos, ellos estaban insistentes en lo de tercer país seguro o primer país de asilo.
Entonces, les dijimos -que yo creo que este fue el logro de la negociación más importante- tengamos un plazo para ver si México y lo que está proponiendo tiene razón y si no nos sentamos entonces a ver las medidas adicionales que ustedes proponen y otras que pensamos nosotros.
Por ejemplo, ¿nosotros qué pensamos?
Que un sistema de distribución de responsabilidad sobre asilo tendría que ser regional, tendría que participar la ACNUR.
¿Por qué?
Porque es evidente que en Centroamérica tenemos una crisis mayúscula.
¿Cómo se explica que haya este número tan inmenso de personas que están buscando, eso? Ya es un éxodo.
¿Qué sucede en Centroamérica para explicar esto?, ¿Cómo podemos organizar una respuesta razonable? ¿Qué es lo que nos comprometimos?
A que, si no tienen éxito las medidas que estamos proponiendo, tengamos que sentarnos a discutir con Estados Unidos y con otros países, ¿como cuáles?, Guatemala, Panamá, Brasil.
¿Por qué? Porque a Brasil llegan los extracontinentales; Panamá, porque ahí llegan cubanos y haitianos; Guatemala, porque ahí pasan los hondureños y salvadoreños. Es un sistema regional.
Entonces, ¿eso qué quiere decir?
Bueno, nosotros confiamos en que las medidas que hemos propuesto tengan éxito, pero si no lo tienen sí vamos a tener que participar en una discusión de ese tipo, no lo estoy ocultando.
¿Qué implicaría? ¿Y porque dice hoy el presidente Trump en un tuit que habría que presentarse al Congreso en México esos cambios? ¿Por qué dice eso?
Porque se le dijo -y yo se lo dije incluso, no a él, pero sí al vicepresidente, a los demás- México, si acaso estas medidas no funcionan y tuviéramos que participar en un modelo regional como el que acabo de explicar tendríamos que presentárselo al Congreso, es decir, yo tendría que ir al Senado de la República y decirles al Senado de la República: Oigan las medidas que tomamos no funcionaron y lo que nos están proponiendo los americanos es esto y ésta es la discusión ¿y qué podemos hacer y qué no podemos hacer?
O sea, no es una decisión del Ejecutivo, tendría yo que verlo con el Senado de la República. Entonces a eso se refiere.
Esta declaración conjunta está firmada y sellada por nosotros, ésta la que leí yo el día viernes.
Y todos lo que se derive de esto yo los voy a estar informando puntualmente. ¿Cuándo o en qué fecha se va a hacer la evaluación? Dentro de 45 días
Aquí dice: ‘Concluidas y anunciadas en un periodo de 90’. Entonces, a los 45 días tenemos que sentar las partes y decir: Bueno, tuvo éxito o no tuvo éxito. Si no tuvo éxito ¿qué vamos a discutir?; y entonces ya yo informaría en detalle qué es lo que se va a discutir si es que no tenemos éxito.
Pero evidentemente nuestro propósito es tener éxito. Ahora, otra discusión de nunca acabar, pero que finalmente acabó y se asentó, fue el compromiso del 18 de diciembre que firmamos con el departamento de Estado, porque esa es la posición esencial de México, que se mandó en una carta al presidente Trump, que es ¿cuál? que la única solución plausiva y razonable es que hagamos un plan de desarrollo integral, mismo que ya se presentó y yo lo llevé a la Casa Blanca.
Ya fuimos a Alemania, Alemania ya lo respaldó, el canciller alemán, España ya emitió un comunicado que lo respalda también.
Estados Unidos dijo: ‘Voy a invertir 5.8 billones de dólares’, de los cuales se han anunciado 350 millones de dólares en un proyecto en El Salvador en el que estuvo ya presente el actual presidente de la república de El Salvador.
Ese es el primero proyecto que se deriva de esto y de las gestiones de El Salvador, claro está directamente con Estados Unidos.
Entonces lo que queremos es esto, este punto que para nosotros es obvio, para los Estados Unidos si pudieran pues lo sacaban, ¿no? pero aquí está, está también acordados por ellos y es público.
Entonces, ¿qué ganamos, en resumen?
Primero. Pues no hay tarifas hoy. No hay una amenaza de tarifas en 90 días o en 45, o en 30.
Punto dos. Migración se separa de comercio, regresamos cada cosa a su mesa. Si se juntan las dos para nosotros es peligroso.
Punto tres. En materia migratoria lo que estamos nosotros tratando de demostrar es que lo que nosotros proponemos es mejor que otras alternativas que existen; por supuesto, pero tenemos que demostrarlo, tenemos que convencer, persuadir.
Y debo decir que es la primera vez, cuando menos en lo que yo he visto, que las tarifas no se aplican, porque normalmente el presidente Trump anuncia las tarifas como un instrumento de política y es muy raro que las quiten, ha habido casos, pero casi siempre las imponen y después negocias.
¿Aquí el peligro cuál era?
Que ahorita estuviéramos con tarifas y de todas maneras tener que discutir el tema migratorio. Eso no se dio.
Y finalmente que tenemos la oportunidad de demostrar que tenemos razón, en un tiempo, no indefinido, pero ese tiempo lo convenimos mutualmente, ellos querían que se firmara el domingo otra cosa, totalmente diferente.
Pero eso es lo que está aquí, no hay ninguna otra cosa que acabo yo de explicar a mayor detalle posible.
Día 45, es la evaluación y si no logramos los resultados tendríamos que participar en discusiones para un acuerdo que incluya el retorno de solicitantes de asilo bajo una perspectiva regional.
Es todo un tema técnicamente, pero sólo quería yo informarles que esto es exactamente en lo que estamos.
Muchas gracias, Y desde luego en las preguntas estoy a sus órdenes.
¿Abrimos ya las preguntas?
(Los subrayados son del denunciante)

3.- El 12 de junio inmediato posterior, el Ciudadano Presidente se refirió directamente al “acuerdo” logrado por México en Estados Unidos, en estos términos, los cuales fueron extraídos de la versión estenográfica que puede consultarse en el siguiente enlace, incluso aparece la conferencia video grabada: https://lopezobrador.org.mx/2019/06/12/version-estenografica-de-la-conferencia-de-prensa-matutina-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-102/

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Buenos días. Nos volvemos a encontrar.

Vamos a informar sobre el acuerdo con el gobierno de Estados Unidos. Vamos a insistir, primero, en que fue un buen acuerdo para nuestro país, se evitó la posibilidad de una crisis económica, financiera y así lo están percibiendo empresarios y la gente, y así lo están demostrando los datos sobre el comportamiento del peso y sobre compromisos de inversión para nuestro país.
(Los subrayados son del denunciante)

4.- El contenido exacto del “acuerdo” o mejor dicho del “tratado” con Estados Unidos de América, es desconocido no solo para los mexicanos en general, sino en particular para el Senado de la República, pues lo único que se conoce de él, son afirmaciones indirectas, como las palabras del canciller Marcelo Ebrard Casaubón, quien dijo que elaboró un “informe”  al Senado, y sin embargo no ha hecho entrega del texto del “Acuerdo” ni de sus anexos a ese órgano supremo en materia de tratados internacionales, por lo cual es de suponer que existe omisión por parte del Poder Ejecutivo para hacer exhibir el tratado firmado con Estados Unidos de América al Senado de la República, con lo cual se desacata lo establecido en el artículo 76, fracción I de nuestros Constitución Política de los Estados Unidos de América.
Expuesto los hechos de manera sucinta y aportadas pruebas, me permito hacer las siguientes consideraciones respecto al probable delito cometido y señalar al presunto responsable.
CONSIDERACIONES LEGALES
Primera.- Cabe decir que el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, define al “Tratado internacional” como: “Acuerdo entre Estados u organizaciones internacionales, regido por el derecho internacional, con la finalidad de establecer normas de relación o de resolver problemas concretos”.
Es notorio que a partir del simple uso lingüístico utilizado por nuestro Presidente de la República al referirse a un acuerdo, a “un buen acuerdo para nuestro país”, “acuerdo” dado en el plano internacional con Estados unidos de América, con la finalidad de resolver problemas concretos constituye sin duda un “tratado internacional” en toda regla, pues fue logrado entre las representaciones de dos estados soberanos, sobre incidencias que afectan la vida interior de ambos, en el caso de México sometimiento a jueces extranjeros para que en nuestro territorio sean recibidos solicitantes de asilo centroamericanos a Estados Unidos de América, y aun cuando el Secretaria de Relaciones Exteriores dice que esto ya se esta haciendo, eso no implica ninguna exclusión en las obligaciones de México, pues ahora lo tiene que hacer en virtud de los acuerdos, por otra parte, la disposición de la Guardia Nacional en la Frontera Sur, por así acordarlo para que esta detenga el flujo migratorio de sur a norte, función que no corresponde a las funciones de esta institución, entre otras obligaciones que el Presidente Donald Trump ha anunciado como la compra por parte de México de granos y productos agrícolas producidos en Estados Unidos.
Obligaciones que no es materia de esta denuncia analizar en sus bondades o perjuicios a México, pues esta solo se funda en el aspecto de obligación formal e irrenunciable de nuestro Senado, del titular del Ejecutivo Federal en cumplimiento al mandato constitucional.

Segunda. Debido a las terribles experiencias del siglo XIX en que perdimos más de la mitad de nuestros territorios, nuestra actual constitución política establece en su artículo 76 fracción I la siguiente obligación a cargo del Poder Ejecutivo:
  “Artículo 76. Son facultades exclusivas del Senado:
I.      Analizar la política exterior (…).
Además, aprobar los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos;
….”
Cabe aclarar que al referirse al “ejecutivo” el texto constitucional se refiere a su titular el Ciudadano Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, en los términos del artículo 80 de nuestra constitución y el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón solo es uno de los funcionarios públicos que le son subordinados, por lo que la obligación de presentar ante el Senado los tratados internacionales es obligación, salvo que el Presidente acuerde otra cosa, del propio Presidente y no del Secretario.
En Principio ni el Secretario de Relaciones Exteriores, ni el Presidente de la República han presentado al Senado de la República el texto auténtico del tratado celebrado por el canciller y otros funcionarios, con Estados Unidos de América en nombre del Poder Ejecutivo mexicano, por lo que esta obligación insatisfecha, es a consideración del suscrito una omisión sancionable.
Es importante manifestar que no podemos regresar al Siglo XIX en que se firmaban tratados que después nos eran exigidos y a final de cuentas pagábamos con territorio o con sangre. Por ello es que el titular del Poder Ejecutivo debe presentar en la especie, tratado celebrado con Estados Unidos durante la semana del 3 al 7 de junio de este año en Washington.
En la especie, esta omisión esta sancionada penalmente por el artículo 214, fracción IV del Código Penal Federal, que a su letra precisa:
Artículo 214.- Comete el delito de ejercicio ilícito de servicio público, el servidor público que:
I.- Ejerza las funciones (…).
II.- Continúe ejerciendo (…).
III.- Teniendo conocimiento (…).
IV.- Por sí o por interpósita persona, sustraiga, destruya, oculte, utilice, o inutilice ilícitamente información o documentación que se encuentre bajo su custodia o a la cual tenga acceso, o de la que tenga conocimiento en virtud de su empleo, cargo o comisión.
V.- Por sí o (…) y
VI.- (…)

 Es notorio que en el caso del tratado celebrado en Estados Unidos de América ya referido, es obligación del Poder Ejecutivo darlo a conocer al Senado de la República para que este lo ratifique, lo rechace, y en fin, tome en los términos de nuestra constitución una decisión sobre dicho cuerpo normativo, pero eso es por el momento imposible pues el Presidente como titular del Poder Ejecutivo lo ha ocultado al Senado de la República a quien debió exhibirlo en cuanto tuvo posesión física del documento original auténtico, además como prueba de ese ocultamiento el Secretario de Relaciones Exteriores simplemente ha dicho que rindió un “informe” al Senado, lo cual no es el tratado en sí mismo. Esta conducta omisa por parte de ambos funcionarios, debe ser sancionada a efecto de evitar esta práctica de celebrar tratados de espalda a nuestro régimen constitucional.
En tal virtud, a usted con el debido respeto le
SOLICITO
1.- Reciba la presente denuncia.
2.- Se abra de inmediato la carpeta respectiva.
3.- Se cite a declarar al C. Andrés Manuel López Obrador, tomando en cuenta su condición de Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.
4.- Proceda conforme a derecho.-

Tijuana Baja California a 13 de junio del 2019

PROTESTO LO NECESARIO




LIC ANTONIO LIMON LOPEZ

EL OSCURO TRATADO


La estridencia de las felicitaciones del Presidente a Marcelo Ebrard y de sus corifeos a la “victoria de la diplomacia mexicana en Washington”, opaca a la suave melodía de los hechos, que sin embargo no puede ser asfixiada.
Donald Trump amenazó al gobierno de López Obrador en subir un 5% mensual las tarifas arancelarias a todos los productos que México exporta a Estados Unidos a partir del 10 de junio hasta llegar al 25%,  lo que significaría una crisis absoluta para nuestra economía que depende totalmente de la norteamericana.
La ironía es que la mayor parte de los productos que exportamos a nuestro vecino, salvo el petróleo, son elaborados o producidos por empresas norteamericanas que ensamblan piezas industriales o producen hortalizas en nuestro país solo para aprovechar la cercanía a Estados Unidos, los bajos impuestos y salarios, la tierra barata y el control sindical, pues por desgracia si quitamos el componente industrial y agrícola de nuestra economía, solo quedaría al desnudo la verdadera economía mexicana que solo es un espectro.
Para evitar la tragedia, el Presidente López Obrador envió al Canciller Marcelo Ebrard a negociar a Estados Unidos lo necesario para evitar que esa amenaza se convirtiera en realidad. Las consecuencias ya se conocen, el siete de octubre, apenas a unas horas del plazo, el canciller anunció triunfalmente que se había logrado conjurar la amenaza, el Presidente López Obrador orgulloso felicitó a su equipo de negociadores y modificó la marcha convocada en Tijuana, al día siguiente, para trocarla a una manifestación de amistad con el pueblo norteamericano, a ella se convocó a la república, pero sólo asistieron unas 5 mil personas incluyendo acarreados desde la Ciudad de México y de las colonias populares de Tijuana que ahora son indispensables y muy apreciados, y el tono del mitin fue el de celebración.
Justo el diez de junio, en su conferencia matutina, el Presidente al presentar a Marcelo Ebrard lo hizo en estos términos:
“Estuvo muy bien nuestra delegación en Washington y fueron buenos los resultados. Lo mejor es que no entran en vigor esos aranceles el día de hoy. Lo que cuenta en política es mantener principios y también los resultados. Marcelo Ebrard va a exponerles sobre este asunto.”
La participación de Ebrard, como es normal en él, es una pieza de autoelogio y de magnificación del problema y de su solución, para demostrar lo primero dijo que el incremento de las tarifas aduaneras norteamericanas, significarían:
“En primer lugar, estimamos como incrementar el IVA de golpe 10 por ciento, en términos de tus condiciones de vida, implicaría probablemente la pérdida de un millón 200 mil empleos, implicaría una caída en el Producto Interno Bruto de más de un punto.”
Para resolver el problema migratorio que es la fuente de todo el problema, Marcelo Ebrard ofreció a los norteamericanos:
(1) “Informarles algo que ya ha sido informado a la opinión pública en México, que es que la Guardia Nacional mexicana va a cubrir todo el territorio nacional y también la frontera sur.”
 (2) La 235 “‘Vamos a poner en México personas que ustedes puedan admitir para que terminen su proceso de asilo’. Y eso es lo que estamos haciendo.”  “Entonces, ¿qué es lo que nosotros vamos a hacer?, pues hacer lo mismo, es decir, vamos a permitir que esas personas terminen sus procesos de asilo. Esa es la medida que Estados Unidos tomó, la dos.”
(3)Bueno, nosotros confiamos en que las medidas que hemos propuesto tengan éxito, pero si no lo tienen sí vamos a tener que participar en una discusión de ese tipo, no lo estoy ocultando.
Sí acaso estas medidas no funcionan y tuviéramos que participar en un modelo regional como el que acabo de explicar tendríamos que presentárselo al Congreso, es decir, yo tendría que ir al Senado de la República y decirles al Senado de la República: Oigan las medidas que tomamos no funcionaron y lo que nos están proponiendo los americanos es esto y ésta es la discusión ¿y qué podemos hacer y qué no podemos hacer?
O sea, no es una decisión del Ejecutivo, tendría yo que verlo con el Senado de la República. Entonces a eso se refiere.
Esta declaración conjunta está firmada y sellada por nosotros, ésta la que leí yo el día viernes.”
El punto 1 y 2 son claros, en cambio el punto tres sigue sin quedar claro a pesar de las explicaciones del Sr. Ebrard, pues al parecer en caso de que las dos medidas anteriores no reduzcan el flujo migratorio de Centroamérica en 90 días (Una primera evaluación en 145 días), México se obligaría a hacer compras mayores de productos agrícolas a Estados Unidos para retribuir por el mayor número de indocumentados en Estados Unidos y a constituirse en un Tercer país seguro para que México sea una estación migratoria, pues ya iniciaría desde este 10 de junio a recibir personas bajo proceso migratorio de asilo, para que permanezcan en México para su proceso ante las cortes norteamericanas.
En suma, y esto es importante, el acuerdo firmado por el Canciller mexicano Marcelo Ebrard y el gobierno de Estados Unidos es un verdadero tratado que en términos del artículo 76, fracción I de la Constitución política, que dice a la letra_
“Artículo 76. Son facultades exclusivas del Senado:
I.      Analizar la política exterior desarrollada por el Ejecutivo Federal (…).
Además, aprobar los tratados internacionales y convenciones diplomáticas que el Ejecutivo Federal suscriba, así como su decisión de terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos;”
Es indudable que el acuerdo firmado por el Ejecutivo a través de su Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard Casaubón en Washington, que por desgracia no ha exhibido ni el Presidente ni el Secretario, pero que el Presidente norteamericano presume tenerlo en la bolsa y amenaza exhibirlo totalmente, es un verdadero tratado internacional que impone condiciones y obligaciones a nuestro gobierno con relación al de Estados Unidos como es el caso de que acogeremos a los migrantes bajo proceso de amnistía ante jueces norteamericanos, para que residan en México hasta el momento en que lo requieran las autoridades norteamericanas, por un lado, en tanto que la GuardIa Nacional va a realizar labores de vigilancia en la Frontera Sur para evitar que centroamericanos lleguen a Estados Unidos, y por último al fijar una evaluación a 45 días y otra definitiva en 90, el gobierno de México en caso de no evitar el tránsito de migrantes de nuestra frontera Sur a la Norte y que ingresen y soliciten asilo en EEUU, en ese caso México deberá hacer grandes compras de productos agrícolas norteamericanos y nos convertiremos en una país "Tercero" para que procesemos desde nuestro territorio las solicitudes que debieran hacerse en Estados Unidos.
Es obvio hasta para un ciego, que este tratado vulnera, reinterpreta y modifica al Tratado de Libre Comercio todavía en vigor, así como vulnera nuestra soberanía nacional y restringe el mandato soberano de nuestra Constitución sobre nuestro territorio nacional, al imponer obligaciones de subordinación a nuestras autoridades y en nuestro territorio en acatamiento a las autoridades migratorias y judiciales norteamericanas.
Es notorio que nuestro Canciller celebró un tratado internacional con nuestro poderoso vecino, el cual al momento ni siquiera conocemos en su texto y anexos, por lo que con el debido respeto es obligación constitucional del C. Presidente de Estados Unidos Mexicanos someterlo para su aprobación al Senado de la República como lo exige la fracción I del artículo 76 constitucional. Esto tiene que hacerse de inmediato, pues el tratado ya inició su vigencia el mismo 10 de junio, según la propia afirmación de nuestro Secretario de Relaciones Exteriores y no puede permanecer en la ignominiosa oscuridad.
No hacerlo es un acto penado por la Ley.

Por Antonio Limón López

Twitter

Archivo de publicados.