Bienvenido. Eres el visitante No.

ES IDIOTA EL QUE CREA QUE ENRIQUE PEÑA NIETO INVITO A DONALD TRUMP

Los presidentes de México, desde la segunda mitad del siglo XIX están sometidos a los deseos de los presidentes norteamericanos, y en este siglo, incluso hasta a los deseos de los candidatos a presidente del país vecino. La prueba es que los aspirantes a la presidencia han utilizado nuestro territorio para hacer campaña en Estados Unidos de América: Bernie Sanders estuvo en nuestra frontera para hacer campaña entre los demócratas de California, la Sra. Hillary Clinton anunció en México que buscaría la presidencia de Estados Unidos de América en 2016.
Si tiene dudas sobre lo que digo, recordemos que en 2008, con motivo de la primera campaña presidencial de Barack Obama, el candidato repúblicano John McCain, acaso desesperado por el espectro de la derrota, vino a México y fue recibido por Felipe Calderón sin previa cita, sin invitación alguna, y Calderón salió diciendo “McCain conoce mejor a México que los mexicanos”, apenas traspasó los portones de Los Pinos, se fue a la Basílica de Guadalupe. Sin duda era una estrategia electoral, ya que la necesitaba para ganar votos entre los electores de origen mexicano, y la estrategia le funcionó, pues ganó más votos que los calculados antes de esa visita.
Así que para saber si la invitación la hizo oficiosamente Enrique Peña Nieto, o si fue Donald Trump quien le exigió dicha entrevista, hagamos cuentas. Sí sumamos al arrodillamiento de nuestros presidentes a Estados Unidos, la necesidad de los candidatos norteamericanos de ganar votos, entre los 25.4 millones de electores “latinos” registrados, de los cuales son “mexicanos” el 63%, dentro de un universo electoral de 81 millones de votantes efectivos (Conforme a la elección del 2012), tenemos que cualquier candidato que quiera ganar la presidencia de Estados Unidos necesita al voto de los mexicanos.
En 2016 quien obtenga la mayoría de los votos “mexicanos”, ganará en los estados de California, con 55 votos electorales, Texas con 34, e Illinois con 21, que le van a proporcionar 110 votos en el Colegio Electoral y con ellos seguramente se llevará también las llaves de la Casa Blanca.
La Sra. Hillary Clinton confía en que los votos “mexicanos” la favorecerán. Ella espera que su simpatía entre los mexicoamericanos permanezca en estas elecciones. Por el contrario, Donald Trump sabe, que de entrada, tiene en contra al voto “mexicano” y que en caso de que ese voto siga en su contra, seguramente perderá la elección como la perdió Mitt Romney en 2012, cuando apenas obtuvo el 29% del voto latino, contra el 71% que votó a Barack Obama, y con los que se definió la reelección, de quien resultaría ser el gran expulsor de mexicanos de Estados Unidos de América.
Por su parte, Enrique Peña Nieto lo que esperaba, ingenuamente, era nadar de “muertito” en las elecciones norteamericanas, esperaba que nadie se acordara de él, pero no, Donald Trump decidió salir del fondo de las encuestas y colocarse en la cumbre de ellas, atrayendo al voto de los mexicoamericanos que al verlo en México, hablando maravillas de los mexicanos (de México, por supuesto) están cambiando de parecer.
 Todo lo de la invitación de Peña Nieto a los candidatos norteamericanos es un cuento chino. Simplemente Trump le pidió a uno de sus banqueros que consiguiera la cita con Peña Nieto antes del “meeting” de Arizona, donde definiría su política de migración, enviando un doble mensaje: De dureza contra la inmigración mexicana a EEUU, y de tiernos arrumacos con el presidente de los mexicanos.
Enrique Peña Nieto no tuvo de otra, porque los presidentes mexicanos salvo en un par de ocasiones (Vicente Fox y Alvaro Obregón), siempre han sido lacayos de los presidentes norteamericanos, y ahora, desde Calderón,  hasta de sus candidatos.
Por cierto, sí Trump o Clinton quieren ganar el voto mexicoamericano, ¡Pues déjense venir a México! para asistir al homenaje de Juan Gabriel, y de preferencia vistiendo un ridículo traje blanco de Charro con lentejuelas y moñitos rosas. Ah, y claro que un letrero de condena a Nicolás Alvarado también ayudaría.
Haciendo memoria, recordemos que Enrique Peña Nieto no gobierna ni en su casa, ni en la de Los Pinos, ni en la “Casa Blanca" propiedad de su esposa. Menos aun va a imponer su agenda electoral en Estados Unidos de América. Una invitación así no la hace ni el Primer Ministro de Gran Bretaña. Lo que ocurrió fue que Peña Nieto solo acató el mandato del amo de los presidentes norteamericanos.
Y lo de "las invitaciones a ambos candidatos", fue otra simulación para un pueblo, como el mexicano, donde el que no simula, gesticula, pues incluso en el Senado citan a Videgaray como si este trajera de las orejas a los candidatos norteamericanos. Puro cuento, y por desgracia uno que otro se la cree, ni modo, también de estos tenemos en la fauna mexicana.  


Por Antonio Limón López.


LA DECLARACION CONJUNTA

Apenas el Presidente Enrique Peña Nieto terminó su conversación privada con Donald J. Trump, que duró escasamente una hora, se procedió a emitir una declaración común o "conjunta", según el lenguaje de la presidencia.

Sin embargo las filtraciones han estado a la orden del día, datos del discurso de Enrique Peña Nieto fueron expresados por la Sra. Margarita Zavala de Calderón al mismo tiempo en que el presidente y su invitado dialogaban.

Otra filtración fue la “Declaración Conjunta” que circuló entre altos funcionarios mexicanos y colaboradores e invitados del Sr. Trump.

Por su interés a continuación se reproduce:

                             "DECLARACION CONJUNTA.

El Presidente Enrique Peña Nieto y el Sr. Donald Trump, reunidos en la Ciudad de México, abordaron asuntos de importancia para sus respectivos países y coinciden en la importancia de sostener a largo plazo buenas relaciones entre México y Estados Unidos.

Ambos reconocen y respetan los principios de no intervención en los asuntos políticos de sus respectivas naciones.Por lo que;

El gobierno mexicano colaborará con el gobierno norteamericano para evitar el paso de personas a través de su frontera común rumbo a Estados Unidos, sin poseer el carácter migratorio legal que lo permita.

México y Estados Unidos revisarán los tratados entre ellos, para el beneficio equitativo de los trabajadores de ambos países.

México continuará contribuyendo con sus homólogos norteamericanos para contener al terrorismo internacional en cualquiera de sus formas y a la Delincuencia Organizada.

México colaborará con un mayor esfuerzo para reducir el suministro de drogas a Estados Unidos.

Que México establecerá un sistema legal que resuelva de manera pronta los conflictos legales planteados por ciudadanos norteamericanos en México.
Ambos expresan su respeto y aprecio por la comunidad México Americana y por sus respectivos pueblos."

Antonio Limón López



OTRA REFORMA ESTRUCTURAL CONTRA EL PUEBLO.

¿Es usted de los mexicanos que confiarían a sus hijas, esposas, madres o hermanas a un agente de policía, para que este les realice una inspección a su persona o a su auto, a cualquier hora y en el lugar en que sean detenidas, solo porque le parecen sospechosas al uniformado?. Si usted pertenece a ese selecto grupo de generosos mexicanos, no es porque usted sea una persona prudente o patriota, que confía en sus autoridades, sino porque usted es un soberano idiota, o uno de los senadores actuales o diputados de la legislatura 2012-2015.
En efecto, senadores actuales y diputados federales de la legislatura señalada, aprobaron la prometida “Reforma Estructural” del Presidente Enrique Peña Nieto, consistente en un código de procedimientos penales para todo el país, ahora denominado “Código Nacional de Procedimientos Penales” que es una montón de 490 artículos y dos paquetes de “artículos transitorios” publicados en 189 páginas de apretada caligrafía, al cual los habitantes de los estados solo podemos acatar porque es obra del omnipotente centralismo mexicano, y de la recua de asnos que forman el Congreso de la Unión.
Esto lo comento porque en Baja California ya los empistolados de la Policía Estatal Preventiva están viviendo su momento de jauja, porque detienen a los bajacalifornianos porque andan “investigando” y a punto de pistola cachean tanto a señores, como a señoras y jovencitas, obligándolas a vaciar su bolsos, en tanto las ponen de espaldas contra los autos en la noche o a plena luz del día, preguntándoles el clásico "en que trabajas", exigiéndoles documentación mientras ellas son tocadas por nuestros policías estatales.
Los uniformados, alegan que actúan en cumplimiento del Código Nacional de Procedimientos Penales que en su artículo 251 los autoriza para realizar:
"Artículo 251. Actuaciones en la investigación que no requieren autorización previa del Juez de control.
No requieren autorización del Juez de control los siguientes actos de investigación: 
III. La inspección de personas;
IV. La revisión corporal;
V.   La inspección de vehículos;"

En caso de que la persona por dignidad se niegue a ser vejada por los guardianes del orden, entonces es sometida a la fuerza, y amenazada de ser procesada por delitos "contra las autoridades y por obstaculizar una investigación."
Claro que las personas son avasalladas, y no acuden a denunciar los hechos, porque tienen una idea pésima del sistema de justicia penal, por lo que los brutos se aprovechan de una ley contra nuestros derechos fundamentales, y porque nadie va a denunciar la humillación a que fue sometida.
Este código es un “saltapatrás”, es un gigantesco paso de cangrejo, es la obra de legisladores envilecidos, que plasma en diáfana tinta, facultades para las cuales solo son aptos los policías suizos o londinenses, pero que es instrumento de extorsión en las manos de nuestros policías, con menos lecturas que nuestro presidente de la República, mal pagados, corruptos y torturadores contra los débiles, mientras se arrodillan ante los verdaderos criminales.
Nuestra única esperanza es la Suprema Corte de Justicia, la que aun no resuelve la Acción de Inconstitucionalidad 10/2014 promovida desde abril de 2014 por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, contra ese artículo y otros 12 más, que convierten al Código Nacional de Procedimientos Penales en un esperpento, en otra reforma basura, y en otro instrumento vejatorio pues contiene artículos “violatorios de los derechos humanos a la libertad personal, a la libertad de tránsito, a la seguridad jurídica, a la privacidad o vida privada, a la integridad personal, de no injerencias arbitrarias, así como de los principios de legalidad y de certeza jurídica.” en palabras de la CNDH. 
Esta dilación se debe a que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación o son políticos, o son timoratos o son simples cobardes, ya que están esperando la reacción social, o las consignas, o que algún evento trágico señale el sentido y la oportunidad para resolver este añejo y urgente asunto, perdido en los archivos de la Suprema Corte de (?) de la Nación.


Por Antonio Limón López.
Biblioteca de consulta sobre este caso.
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.