Bienvenido. Eres el visitante No.

EL MILITARISMO DE ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR.


La aprobación de la Guardia Nacional -un órgano bajo el control militar compuesto por militares y marinos de guerra- ahora ejerce con descaro las funciones de policía civil en México gracias a la decisión unánime de todos los partidos políticos y todos los congresos de los estados. Y no, no es un acto militarista aislado, inusual, anti histórico, ni siquiera es un evento excepcional, al contrario es un acto congruente con la larga tradición militarista y de sometimiento de nuestras autoridades civiles a las fuerzas armadas en México.
Ni quien lo ponga en duda, durante el siglo XIX fuimos gobernados por militares y lo mismo ocurrió desde la muerte de Madero hasta el final del gobierno de Lázaro Cárdenas, y no por ello abandonamos la pobreza, ni fuimos capaces de desterrar la corrupción, la desigualdad, la anti democracia, la inseguridad jurídica, el bandolerismo, las ejecuciones políticas, ni el avasallamiento ante las elites gobernantes formadas por hampones. En realidad los militares no nos dieron ni orden, ni prosperidad, ni dignidad, ya que simplemenTe vieron a México como un botín y lo saquearon, hasta que empezaron a matarse entre sí.
No quiero decir que el militarismo haya concluido al término del fin del gobierno del General Lázaro Cárdenas, pues lo cierto es que el militarismo siguió y sigue, de hecho todos los gobiernos “civiles” de México han sido y son militaristas, porque todos los presidentes mexicanos desde Manuel Ávila Camacho hasta Andrés Manuel López Obrador han sido y son gobiernos que se sustentan en las fuerzas armadas.
Incluso el gobierno de Benito Juárez fue militarista. aunque prefirió ser protegido por Estados Unidos donde disfrutó su estancia a lo grande, pues de haberse quedado en México sus propios generales lo habrían asesinado, como le ocurrió a Francisco Ignacio Madero. El único gobierno que se sostuvo en la fuerza de la Constitución y no en las Fuerzas Armadas fue el de Agustín de Iturbide, que duró muy poco y finalmente fue asesinado por el ejército acatando órdenes del mismo Congreso que Iturbide creó, pero fuera de este caso, por cierto similar al de Morelos pues ese congreso de Apatzingán era un nido de alacranes y tepocatas, todos los demás han sido gobiernos sostenidos por el ejército.
El ejército fue clave para que Carranza se sostuviera, y un Coronel a su mando, Jesús Guajardo asesinó a Emiliano Zapata y como premio además de las monedas de rigor, fue elevado al rango de General; poco después el General Álvaro Obregón ordenó el asesinato de Venustiano Carranza, al cual dejaron como cedazo en Tlaxcalaltongo. El ejército mexicano consumó el asalto a las tierras de los chinos en Sinaloa y Sonora y fue el ejército el que expatrió a los Yaquis de Sonora, para llevarlos a Quintana Roo, fue nuestro ejército el que consumó la masacre de León Gto. en 1945.
El ejército fue quien le dio el poder necesario a Luís Echeverría para acabar con disidentes gracias a la operación Cóndor. Fue el ejército el de la masacre de Tlatelolco en 1968, y la del 10 de junio de 1971, fue el ejército el que hizo posible la consumación de los fraudes electorales desde Lázaro Cárdenas a la fecha.
Pero dejando la historia y recordando los hechos del 2006, cuando después de una elección muy cerrada el Presidente electo Felipe Calderón convocó a una gran “Guerra contra el narcotráfico”, la que anunció argumentando que el Ejército patrullaría las calles de todo país, pero en realidad solo fue otra gran simulación, otra farsa pues en esos seis años, la delincuencia ni siquiera hizo caso de los militares, pues actuó como si estos estuvieran pintados en la pared o fueran títeres.
Exacto, el Ejército se prestó a la farsa de amenazar con su presencia a Andrés Manuel López Obrador y a sus irritados seguidores, haciéndoles saber que las Fuerzas Armadas apoyaban con toda la fuerza de su armamento y de su despliegue en territorio nacional al presidente Felipe Calderón y a su gobierno. El mensaje fue claro y López Obrador lo entendió, así que puso pies en polvorosa, dedicándose a recorrer el país lo más lejos del Presidente Calderón.
Nuestra historia avanza hasta poco días antes de terminar la campaña presidencial del 2018, por entonces López Obrador fue informado del papel "pacificador" y de apoyo que las Fuerzas Armadas podrían dar a su gobierno, ya que como Presidente, sería el “Comandante Supremo” y tendría, por ende, la certeza de que en ningún caso su gobierno correría riesgo alguno, también se le hizo saber que todos los anteriores presidentes contaron con ese apoyo leal y absoluto, pues sin el Ejército ningún presidente en México tendría fuerza para sostenerse en el gobierno. Cualquier presidente sería acosado por todo mundo, por los otros partidos que lo considerarían débil, por los delincuentes que intentarían someter a su gobierno y cobrarle piso, e incluso otras fuerzas exteriores podrían acosarlo o incluso someterlo, pero con la lealtad de las Fuerzas Armadas sería invulnerable, tendría todo el margen para actuar como quisiera tanto dentro del marco constitucional, como por fuera de este.
En suma ¡Ese es el militarismo de todos nuestros presidentes! También es el militarismo de Andrés Manuel López Obrador, que en estos momentos se esta probando un lindo uniforme color oliva, con muchas estrellas.



Por Antonio Limón López.
limonuno@gmail.com

EL PAN Y EL PARTIDO POPULAR.




Al Partido Acción Nacional le encantaba compararse con el Partido Popular de España, se consideraba parte de la Democracia Cristiana Europea, casi representado por la Derecha Popular en el Parlamento Europeo. A partir de 1988 el PAN pasó de un partido que en México había sido el partido de escritores y pensadores para convertirse en un partido de empleados de los grandes empresarios, que pasó del Liberalismo político de los fundadores, al Liberalismo económico de sus nuevos amos.
Sin embargo la similitud entre el PAN y el Partido Popular español nunca fue tomada en serio, ni en Europa ni en México,  nunca existió un plan o una ruta para afinar una misma ideología, y es que eso de abrir el PAN a ideales europeos sonaba a compromisos que exigían leer, pensar y actuar por principios políticos o éticos, algo que de ninguna manera podría ser aceptable, sobre todo cuando lo que importaba, eran las arcas públicas, que estaban abiertas de par en par.
Los años noventa fueron años gloriosos para el PAN, no estaba en el Poder pero cada año se sumaban nuevas gubernaturas, nuevas grandes ciudades bajo los gobiernos azules, y sin grandes esfuerzos las puertas de congresos, tribunales, alcaldías se abrían hasta que en el año 2000 llegó el PAN  a la presidencia y en la cima del Poder inició su declive, la falta de imaginación política, la falta de congruencia, la avalancha de trepadores,  oportunistas y fariseos, la traición a todos los principios fundamentales y finalmente la corrupción galopante que fue liquidando al partido, hasta que en 2018 sufrió una derrota de espanto que lo llevó a un paro cardíaco del cual todavía no se repone.
Por su parte el ascenso lento le dio en 1996 al Partido Popular, los votos apenas necesarios para ganar la elección y formar, tres meses después, Gobierno. Desde entonces gobernaron los populares, perdieron en 2004 por el caso del atentado terrorista Yihadista erróneamente atribuido a ETA por Aznar, pero recuperaron el gobierno en 2011, para gobernar hasta junio del 2018 en que su gobierno cayó por una moción de censura, fueron 15 años de gobiernos populares, y siete siendo la segunda fuerza en condiciones de virtual cogobierno, nada mal, pero ahora en las elecciones del 2019, fueron humillados por los electores con su menor cuota de diputados y senadores, y las causas, fueron curiosamente, la falta de imaginación política, la falta de congruencia, la avalancha de trepadores, oportunistas y fariseos, la traición a todos los principios fundamentales y finalmente la corrupción que fue liquidando al partido, aunque en minúscula proporción a los panistas mexicanos que no se midieron, pero de cualquier manera tan grave que ahora, después de las elecciones del 28 de abril, esta entrando en paro cardiaco.
Ambos partido llegaron con una ventaja adicional a la simple mayoría de votos, con la ventaja de encarnar el sentimiento nacional de los mexicanos y de los españoles respectivamente, pero ambos por corrupción,  nepotismo, apatía y dejadez, es decir falta de fortaleza moral, dilapidaron ese patrimonio y ahora es difícil que lo vuelvan a retomar; En el caso del PAN, parece ya imposible, en lugar de reaccionar positivamente y aprender de la derrota, la cúpula panista despreció el mensaje de las urnas el año 2018 y se sumergió en el pantano de los mismos lodos que lo hicieron perder, para el Partido Popular que acaba de ser derrotado en las urnas se presenta la misma prueba ¿Será capaz de recobrar su identidad y de recrearse con honestidad o seguirá la ruta que lo llevó a la derrota?
En todo caso ausencia de cualquiera de ellos o de ambos, no causará ningún perjuicio, pues ambos han probado ser inútiles y hasta perjudiciales.

Por Antonio Limón López

ELECCIONES EN LA ESPAÑA AMPUTADA




A un día de las elecciones españolas del 28 de abril, en un escenario cuidadosamente proyectado para que el PSOE obtuviera una cómoda victoria que le permitiera gobernar en solitario, o al menos sin Ciudadanos en la silla del copiloto, las cosas han ido de predecibles a totalmente impredecibles, por el momento los grandes partidos se hunden en la incertidumbre y el temor, y los militantes distinguidos abandonan a sus partidos para afiliarse a los competidores más acérrimos o al rival inesperado, que galopa a lomos de su Babieca.
No es una campaña normal, de la derecha convencional del Partido Popular contra la izquierda convencional del PSOE, no es la campaña entre la derecha y una izquierda que no solo se rozan, sino que para cualquier espectador objetivo, son exactamente iguales, son una para la otra.
Hoy en día el Partido Popular ha llegado al punto de lo increíble, tanto golpe de la izquierda en el pasado a mermado su animo y su coraje, como prueba de ello puedo citar que ni siquiera ha decidido que posición adoptará frente al aborto, y ni siquiera su candidato mencionó en los debates a los separatistas vascos, pues el PSOE y el Partido Popular cohabitan y parecen una pareja estable donde a pesar de pelear todo el tiempo, siguen bajo el mismo techo.
Pero a diferencia de otras muchas, en esta elección si hay novedades, que vienen de Vox, el partido mas pequeño que en las elecciones pasadas ni siquiera ganó un diputado, pero que ahora ha puesto sobre la mesa los temas que asustan a los grandes partidos y que no quieren siquiera comentar, y lo ha hecho de tal manera, con tal descaro que ha ocasionado una fuga de militantes del Partido Popular, del PSOE y de “Unidas Podemos”  en todas direcciones, reduciendo el ascenso del partido de Pablo Iglesias, que ante el vendaval reacciona con humildad y ahora es otro promotor de la candidatura de Pedro Sánchez, a quien por ciento las últimas encuestas daban por favorito, sin embargo en los debates el Jefe de Gobierno ha sido arrastrado tanto por los candidatos de la “derecha” Pablo Casados y Alberto Rivera, como por Pablo Iglesias que sin desearlo, también ha contribuido en la paliza.
Pero eso es lo superficial, como son superficiales las grandes concentraciones de Vox en prácticamente todas las ciudades españolas, y los sorprendentes vaticinios para el día de las elecciones, todo eso es superficial, pues lo importante se encuentra en que Vix sacó de la modorra a los españoles, llevándolos ante el tema central de esta elección y de su propia subsistencia, que es el tema de los nacionalismos separatistas, de los nacionalismos golpistas, el tema del idioma común de España, y el tema de la discriminación que sufren los españoles no separatistas en las autonomías sediciosas, están en juego hasta las corridas de toros.
Esta es la elección no por la Presidencia de España, sino la elección para resolver la subsistencia de España, para plantar cara a los mitos anti españoles, para defender sus creencias, sus costumbres, su realidad, no es cualquier cosa, es la batalla por España, librada contra ella por sus enemigos más aviesos: La ilustración, el nacionalismo, la Leyenda Negra, la mentira, la “progresía”, y la negación a la gran historia de España.
Desde que España se independizó de Francia, la clase política que subsistió fue la peor clase política, la clase “ilustrada” que en un arrebato traidor renegó de España y que así lo ha venido hacienda desde entonces, esa clase política que alimentó y aplaudió viles falsedades y acusaciones injustas contra España, que transigió con los separatistas dando dinero para que el Sistema educativo de esas autonomías difamara y negara a España, y esto fue logrado gracias a la apatía de las derechas que solo se han concentrado en los dineros del Poder.
España fue amputada de su propia historia y ahora, por exigencia de un partido sin un solo diputado, Vox, se preparara para una cirugía mayor, donde por desgracia existe la gran posibilidad de que siga agonizando, pero hay que tener fe y coraje.
Por Antonio Limón López.

¿JUSTICIA CON LÓPEZ OBRADOR?



El 16 de abril (2019) el Presidente Andrés Manuel López Obrador actuando “…con base en las facultades que me confiere el cargo que detento(Sic)” expidió el memorándum sin número de folio, dirigido a la ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, actualmente ministra en retiro, ex consejera de Banorte, ex Notaria Pública y Secretaria de Gobernación en activo; al ex Secretario de Gobernación y ex Secretario de Desarrollo Social durante el gobierno del Presidente Ernesto Zedillo y posteriormente empleado de Televisión Azteca y de su fundación, ahora Secretario de Educación Pública; y por último al Secretario de Hacienda y Crédito Público con un amplísimo curriculum en chambas de segundo nivel, Carlos Manuel Urzúa Macías.
La parte central consiste en darles lineamientos, en tanto se reforma la constitución y las leyes necesarias o incluso subrogarlas, consistentes y que consisten en:
Dejarán sin efecto:“… todas las medidas en que se haya traducido la aplicación de la llamada reforma educativa (sic)”“La Secretaría de Gobernación realizará las diligencias y acciones para poner en libertad a la brevedad a maestros y luchadores sociales que todavía se encuentren en prisión por haberse opuesto a la susodicha reforma o por haber participado en otras causas sociales justas, así como a retirar imputaciones legales formuladas por instancias del gobierno federal para castigar activismos pacíficos en lo político, social, laboral, ambiental, agrario y de defensa del territorio. De igual modo, deberá indemnizar a familiares de quienes perdieron la vida por la política autoritaria que prevaleció en los gobiernos anteriores.”

Este memorándum ha llamado la atención pues a pesar de que el Presidente dice fundarlo en las “facultades del cargo que detento” no tiene ninguna facultad para dictar “lineamientos” a los altos funcionarios a efecto de desacatar ninguna ley, ni las normas constitucionales, ni leyes de la “llamada reforma educativa” y tampoco están facultados para obedecer semejantes lineamientos los funcionarios instados a ello.
El mandato a la Secretaria de Gobernación es igualmente ilegal, pues la única autoridad facultada para “ (…) realizar(á) las diligencias y acciones para poner en libertad a la brevedad a maestros y luchadores sociales que todavía se encuentren en prisión por haberse opuesto a la susodicha reforma o por haber participado en otras causas sociales justas”, es necesario que el Congreso emita una Ley de Indulto para el caso que refiere.
Es exactamente el mismo caso en cuanto a otro aspecto indultatorio del memorándum de nuestro Solón criollo: “o por haber participado en otras causas sociales justas”, lo cual queda en la incertidumbre, pues en ninguna ley, ni ninguna jurisprudencia ha definido el concepto de Justicia y si lo ha hecho, cosa que me parece imposible, no sería para los efectos a que se refiere el Presidente de México. La “Justicia” tampoco es una excluyente de responsabilidad.
Por otra parte la Secretaría de Gobernación tampoco puede “(…) retirar imputaciones legales formuladas por instancias del gobierno federal para castigar activismos pacíficos en lo político, social, laboral, ambiental, agrario y de defensa del territorio.” pues esa es una facultad exclusiva de la “autónoma” Fiscalía General de la República y no la Secretaría de Gobernación.
En las redes sociales, este “memorándum” fue ampliamente repudiado, pero al preguntar directamente al Presidente, este recurrió a una variante de la frase, creada por el gran procesalista uruguayo Eduardo J. Couture, que entre los mandamientos del abogado -noveno mandamiento-, pero que los posteriores revisores de su libro de Derecho Procesal, lo cambiaron por otro, en todo caso Couture escribió originalmente "Procura la justicia: Tu deber es luchar por el derecho; pero el día en que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia."
Ante la ola de críticas, primero nuestro presidente fijó claramente su postura diciendo que los que no estuvieran conformes podrían acudir a la defensa legal que quisieran, para eso México ahora es un país de leyes. Acto posterior y al finalizar la Conferencia matutina del 17 de abril, ante las reiteradas preguntas sobre el tema, López Obrador sentenció: “La justicia está por encima de todo, la justicia. Si hay que optar entre la ley y la justicia, no lo piensen mucho, decidan en favor de la justicia.”.
De nueva cuenta esta respuesta, cambió el debate, pues ahora este consistió en la validez de semejante afirmación y como es normal la opinión pública se dividió entre quienes consideran que se debe optar por la Justicia, en lugar de hacerlo por el Derecho y claro la otra parte de la sociedad consideró que en un estado de derecho se debe optar por el Derecho que es preciso y claro en lugar de la Justicia que puede ser relativa.
Con esto el asunto quedó saldado, entre dos posiciones en contrario, y no creo que haya razón por buena que sea que haga cambiar de opinión a nuestro inconmovible jefe de Estado. No obstante, quiero agregar el otro aspecto del asunto que quedó olvidado, y es el asunto de la legalidad con la que deben actuar los funcionarios públicos, incluyendo al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, como uno más entre todos los existentes.
Ese principio fundamental consiste en que dicho “memorándum” violenta el “Principio de Reserva de Ley” – una variante del “Principio de Legalidad”- se presenta cuando una norma constitucional reserva expresamente a una ley la regulación de una determinada materia, por lo que excluye la posibilidad de que los aspectos de esa reserva sean regulados por disposiciones de naturaleza distinta a la Ley, que en el caso que se trata, todos los aspectos del memorándum competen a leyes como la “llamada reforma laboral”, los códigos penales y las leyes de indulto, pero en ningún caso esas leyes facultan al Presidente de México a emitir los “lineamientos” a que se contrae el documento firmado el 16 de abril.
Aun los privilegios que quisiera conceder, deben estar fundados en alguna ley y no en el capricho de un gobernante.

Por Antonio Limón López

"YO TENGO OTRA INFORMACIÓN"



La visita de Jorge Ramos a la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador del día 12 de abril, fue cordial, como es propio entre viejos conocidos e incluso amigos, ambos se trataron con respeto y con familiaridad incluso, no existieron ni mentiras dolosas ni ofensas, acaso errores, sin embargo esa entrevista desató la tormenta del sexenio en las redes sociales, donde el periodista méxiconorteamericano fue insultado millones de veces por miles de irritados protectores del honor de nuestro presidente y por decenas de miles de "bots" a su servicio, aunque la intervención del periodista no ameritó la iracunda reacción de los simpatizantes del presidente, que se comportaron irracionalmente, como verdaderos fanáticos. 
Para demostrar que la participación de Jorge Ramos no fue ni ofensiva, ni agresiva y que el Presidente tampoco se sintió ultrajado, me permito reproducir textualmente el diálogo entre ellos en materia de seguridad, pero como la transcripción es larga, he sobrepuesto énfasis amarillo a lo que considero la parte medular de este encuentro, no obstante la transcripción incluye toda la parte relativa, incluso las frases puramente retóricas e irrelevantes de la entrevista, que he colocado entre paréntesis que pueden pasarse por alto en la lectura. Sea pues, aquí reproduzco el diálogo circular:
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ahora sí, Jorge.
JORGE RAMOS: Señor presidente, muchas gracias.
Antes que nada, quería agradecer la gestión que hizo su gobierno junto con el gobierno de los Estados Unidos para liberarnos después de que el dictador Nicolás Maduro nos detuviera en Venezuela.
Todavía no nos regresan nuestros equipos, ni la entrevista, yo sé que usted no quiere llamar dictadura a Venezuela, pero nosotros lo vivimos en carne propia. Pero estoy aquí no para hablar de Venezuela, sino para hablar de México) y le tengo dos preguntas:
La primera es que, a nivel de criminalidad, las cosas no han cambiado en México, señor presidente. Durante sus primeros tres meses asesinaron a ocho mil 524 mexicanos, si continúan las cifras igual el 2019 va a ser el año más sangriento y violento en la historia moderna de México.
Qué bueno que trajo a miembros de la futura Guardia Nacional, veo demasiados militares para una guardia civil, pero qué bueno que los trajo, porque para que ellos den resultados faltan muchos años.
Así que la pregunta es: ¿qué va a hacer a corto plazo para que no maten a tantos mexicanos y para que México no siga siendo uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo? (Entre paréntesis, no ayuda que usted desacredite a los periodistas, señor presidente, o que pida que un medio revele sus fuentes. Eso es un ataque a la libertad de prensa.
Si usted hubiera dado a conocer la carta al rey de España, Reforma no hubiera tenido que filtrar o buscar fuentes confidenciales.)
Pero la pregunta central es: ¿Qué hacer para que ahora no maten a tantos mexicanos?
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Estamos trabajando todos los días, Jorge, como nunca.
(Antes los presidentes no se levantaban temprano para atender el principal problema que es de la inseguridad y de la violencia.)
Yo desde que tomé posesión todos los días, de lunes a viernes, tengo una reunión con el Gabinete de Seguridad, todos los días de seis de la mañana a siete de la mañana y yo, personalmente, recibo el parte, el reporte de lo que sucede en todo el país, de los delitos que se comenten en todo el país.
(No había, porque esto no se dice, ni siquiera una estadística confiable diaria de los delitos cometidos en el país, los presidentes no se hacían cargo de este tema, delegaban, solamente que se presentara un asunto grave, y desgraciadamente eso era casi del diario, le pasaban al presidente en turno una tarjeta para informarle.) Ahora ya no es así.
JORGE RAMOS: Ha sido muy violento, señor presidente, ese es el problema, que si sigue así el 2019 va a ser terrible, el peor año que recordemos.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Hemos controlado la situación según nuestros datos.
JORGE RAMOS: Los datos que yo tengo dicen otra cosa, no están controlando, al contrario, siguen muriendo muchos mexicanos.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, nos dejaron un país con mucha violencia porque había impunidad y mucha corrupción, que ya no hay.
Aparte de atender el asunto…
JORGE RAMOS: Impunidad sigue habiendo, los feminicidios, los asesinatos a seis periodistas durante su gobierno.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Estamos nosotros atendiendo este tema, Jorge, no había ni siquiera elementos para garantizar la seguridad pública, porque no podía el Ejército ni la Marina atender, por ley no estaban facultados para actuar en materia de seguridad pública.
Vamos nosotros a resolver el problema, ya no se está siguiendo la misma estrategia, una estrategia equivocada.
Desde hace más de diez años, dos sexenios, se pensaba enfrentar la violencia con la violencia.
(Los gobiernos estaban dedicados a saquear, a robar y no representaban al pueblo, se abandonó el campo, no se crearon empleos, se alentó la migración, se abandonó a los jóvenes, imperó la corrupción.
Te voy a dar un dato: creció la violencia al mismo tiempo que creció la corrupción, en el último reporte de Transparencia Internacional México ocupó el lugar 136 en el mundo en corrupción. Y con la política neoliberal, que ya cancelamos, que ya no se va a aplicar, porque fue una política de pillaje, de saqueo, apenas se creció en 36 años al dos por ciento anual.
México fue de los países con menos crecimiento económico y si no hay crecimiento económico, y si no hay empleos, no hay bienestar, y si no hay bienestar, no puede haber paz y tranquilidad.)
¿Qué hacían? Operativos, cárceles, queriendo enfrentar la violencia con la violencia.
Ya esa política no se continúa, ahora estamos atendiendo a la gente, a la gente humilde, a la gente pobre, para que, sobre todo los jóvenes, no se vean obligados a tomar el camino de las conductas antisociales.
Todo esto nos va a llevar algún tiempo, pero ya comenzó esta nueva política y esto tiene como complemento la perseverancia, la coordinación.
Anteriormente la Marina actuaba por su cuenta, el Ejército hacía lo propio, la Policía Federal también, las policías estatales, las policías municipales. Ahora ya no, ahora hay coordinación.
Ahora se aprobó una reforma constitucional…
JORGE RAMOS: Pero no ha resultado, señor presidente.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Claro que sí hay resultados
JORGE RAMOS: Las cifras indican que sigue aumentando el número de asesinatos, ocho mil 524 en los tres meses primeros.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: No han aumentado.
JORGE RAMOS: Claro que han aumentado, por supuesto que sí.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: No, yo tengo otra información.
JORGE RAMOS: Son cifras de su propia Secretaría de Seguridad.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, sí, pero yo te invito para que las revisemos.
JORGE RAMOS: ¿Esas no son ciertas, las cifras de la Secretaría de Seguridad?
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ah, ¿las de nosotros no son ciertas?
JORGE RAMOS: No, no, no, le pregunto que si las cifras de su Secretaría de Seguridad no son ciertas. Dicen que murieron ocho mil 524 mexicanos en los primeros tres meses.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Vamos viéndolas, vamos viéndolas. Yo no te voy a decir, porque no me gusta decir mentiras. A ver, por qué no pones la gráfica del promedio diario.
JORGE RAMOS: No es cuestión de ponerme del diario, es cuestión de cuántos mexicanos han muerto durante los primeros tres meses.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, claro. No, no, no.
En dos sexenios perdieron la vida, desde que un presidente declaró la guerra al narcotráfico y le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero, alrededor de 250 mil mexicanos.
JORGE RAMOS: Sí, pero yo digo de su gobierno, en diciembre murieron dos mil 875; en enero murieron dos mil 853 mexicanos; en febrero murieron dos mil 796. Si sigue así va a ser el más violento de la historia moderna de México.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ahí está, mira, ese recuadro. A ver si coincide con tus datos.
JORGE RAMOS: No sé cuántos. No alcanzo a leer desde aquí.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: A ver, yo te digo.
JORGE RAMOS: Vamos a acercarnos a ver.
 PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Promedio diario.
JORGE RAMOS: Es que no lo oyen aquí.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Promedio diario.
JORGE RAMOS: 79.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: 79, diciembre; enero, 75; febrero, 83; marzo, 77.
JORGE RAMOS: Sí, pero las cifras totales son…
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ah, no, las cifras totales no las tengo, pero te las voy a dar.
JORGE RAMOS: Gracias. Saltamos a la otra pregunta o no.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Sí, pero no termino todavía.
No estoy diciendo, que quede claro, que está resuelto el problema, lo que estoy diciendo es que hemos mantenido los niveles que existían anteriormente o se revirtió la tendencia que traíamos sobre el delito de homicidios.
JORGE RAMOS: Es ahí donde no coincidimos, yo no veo ninguna que se ha revertido absolutamente nada.
PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Pero vamos poco a poco y mi compromiso es que van a bajar los homicidios.
(Ya lo hice cuando fui jefe de gobierno en la Ciudad de México. Cuando llegué eran tres homicidios diarios y dejé un promedio de 1.8, bajé 30 por ciento los homicidios cuando fui jefe de gobierno en la ciudad. Es a lo que aspiro ahora, es el compromiso que tengo.
Entonces, vamos a resolver esto.)

En efecto ocurrió una diferencia entre el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el periodista Jorge Ramos, pues mientras el Presidente sostuvo que la criminalidad estaba bajando o estaba controlada, el periodista insistió en que eso no era así, pues conforme a los datos proporcionados por la Secretaría de Seguridad del gobierno federal, de seguir tal como estaban siguiendo el número de homicidios en los últimos tres meses, este sería el año más “sangriento” en la historia del México moderno.
No hubo rompimiento entre ambas personalidades que son amigos desde hace años, e incluso Jorge Ramos es probablemente el divulgador más importante de la personalidad de nuestro presiente, y esto en su faceta más positiva.
Por desgracia la actitud entre sí de ambas personalidades, es totalmente ignorada por los fanáticos de López Obrador que salen en defensa a ultranza contra cualquier observación que se realice a su líder, y por desgracia, esta sobre reacción, injusta, absurda, termina por desprestigiar al Presidente de la República, pues es tan grande el alud de ofensas contra el reportero y editorialista que el mundo termina creyendo que el presidente mexicano es un intolerante e irracional.
Por Antonio Limón López.

¿QUÉ QUIERE LA CNTE?



El mismo Andrés Manuel López Obrador grita esa pregunta, y ante el silencio del sindicato del miedo, confundido le suplica: Si no quieren esta reforma que ya la habíamos “hablado”, entonces la retiro y quedaría la de Enrique Peña Nieto, o abrogamos también a esta y entonces quedaría la que existía antes de Peña Nieto, estoy dispuesto a proponer la que quieran.
A pesar del sometimiento presidencial a la CNTE, insiste la coordinadora en su inconformidad con cualquiera de estas tres propuestas, pero tampoco ha solicitado sea considerada una propuesta alterna elaborada por ella, pues nunca han presentado ninguna.
Es un callejón sin salida, no quiere la propuesta 1, ni la 2, ni la 3, ni ninguna y tampoco propone nada de nada, esta negada con cualquier reforma y tampoco quiere que permanezca la actual.
Otro pequeño detalle, la CNTE tampoco quiere ni le importa, que la reforma tenga un contenido ideológico, ni que postule la libertad de enseñanza, o al neoliberalismo, ni al contra neoliberalismo, a la CNTE no le importa ni la ideología, ni la Filosofía, ni la Metafísica, ni el marxismo, ni el chegevarismo, ni el fidelismo, ni el trumpismo, todo eso le importa un cacahuate a la CNTE; y también le importa menos que un cacahuate el amloísmo, en realidad no le importa ningún político, ninguna idea, ninguna teoría social, ninguna ética y ninguna moral.

Entonces si la CNTE no quiere ninguna reforma, ni propone ninguna ¿Qué es lo que quiere?
La respuesta es muy sencilla, lo que la CNTE quiere es que el Presidente de la República cite a sus dirigentes en lo “oscurito” y les pregunte: ¿Cuánto es lo que quieren por dejar de estar jodiendo y dónde quieren que se los deposite? ¡¡¡Eso es lo que quiere la CNTE!!! Porque durante decenios en eso consistió la “reforma educativa” que entendían y practicaban, esa fue reforma educativa que los gobernadores de Oaxaca y Michoacán negociaban cada año con la dirigencia de la CNTE.
En pocas palabras, lo que quiere la CNTE es embutes, dinero, lana, billetes, marmaja, oro.

Y ya lo sabía Andrés Manuel López Obrador, que no se haga el inocente, y si no tiene los pantalones para resolver el problema con esa Ley a la que tanto alaba, pues entonces que convoque a sus amigos multimillonarios y que hagan la colecta o "la vaquita" para la dirigencia de la CNTE, al viejo estilo del PRIAN  y santo remedio, .......al menos por un año.

Por Antonio Limón López.

Twitter

Archivo de publicados.