Bienvenido. Eres el visitante No.

LA RECOMPENSA


Los norteamericanos tan prácticos y tan conocedores de la codicia humana, suelen utilizar a “soplones” bajo sueldo para conocer los rumores que corren por las calles y así poder armar sus investigaciones, una regla para este recurso consiste en que el policía debe mantener en secreto la identidad de su delator, pues de otra manera dejaría de ser útil y probablemente terminaría bajo los reglamentarios dos metros de tierra, o insepulto en un callejón.
A principios de siglo, le pusieron precio a la cabeza de nuestro Francisco Villa, en la bonita suma de $5,000.00 dólares de oro, pero a pesar de las monedas áureas el Centauro logró escapar de los gringos, aunque no de Álvaro Obregón que lo mandó asesinar por una entrevista en los diarios en que externó sus simpatías por Adolfo de la Huerta.






No solo nuestro revolucionario estuvo en la lista de los buscados bajo el premio de una recompensa en monedas de oro o en dólares modernos, también han sido perseguidos y cazados Jesse James, Billy the Kid, John Dillinger, Bonnie y Clyde, James “Whitey” Bulgar, y en septiembre de 1939 el Daily Mirror de Inglaterra, publicó que Adolfo Hitler era buscado por la Justicia “Vivo o muerto” Y claro que tenemos el caso de Osama Bin Laden, que a partir del 2001 fue el “Más buscado” ofreciendo el FBI la bonita suma de $25 millones de dólares en riguroso efectivo, lo cual era una insignificancia para el daño ocasionado por el Saudí o por la cantidad que EEUU gastó para lograr darle muerte y desaparecer su cadáver para evitar convertirlo en objeto de culto.
Tarde pero al fin, los mexicanos seguimos ese ejemplo exitoso, pero claro, a la mexicana. En 1993 “El Chapo Guzmán” fue capturado por primera ocasión en Guatemala, pero el gobierno mexicano dijo que había sido capturado en su “Huida rumbo a Guatemala” eso justificó el pago de una cuantiosa recompensa ofrecida por el gobierno mexicano y que fue cobrada con absoluta discreción en México. Durante el sexenio de Felipe Calderón cuando se ubicaba a un delincuente con exactitud, se subía a ese delincuente a la lista de los más buscados en México y acto seguido se atrapaba al delincuente y se cobraba la recompensa, en todos estos casos se tenía el buen cuidado de la secrecía de quien cobraba la recompensa, aunque se decía que eran familiares del “Cartel de las Recompensas”.
Sin embargo, esta discreción fue rota a ciencia y conciencia de la Licenciada Ernestina Godoy Ramos actual Fiscal General de la Ciudad de México, responsable de los actos de sus subordinados y que al menos ha permanecido impasible ante la violación descarada de la secrecía de quienes dieron información que llevó a la captura de “Miss” Mónica García Villegas, propietaria del Colegio Rébsamen de la Ciudad de México.
En efecto, como todos sabemos la Procuraduría General ofreció una recompensa de cinco millones de pesos a quien proporcionara información para detener a la Sra Mónica García Villegas por su probable responsabilidad por los delitos de Homicidio Culposos de varias personas que murieron durante el sismo en que colapsó el colegio de su propiedad. Ya sabemos que es la acusada a pesar de no ser técnica en construcción y es acusada por ser propietaria del inmueble.
El dato terrible es que esta señora fue ubicada en el lugar, gracias a “Chivato” de un familiar, en la fiscalía de la Ciudad de México se dijo que dos familiares estaban tratando de cobrar esa recompensa, uno de ellos fue una pareja sentimental y el otro, un hermano o medio hermano. Se agrega a la nota que tardará unos días en entregarse los cinco millones a cargo de la subprocuradora de Procesos, Lic. Alicia Rosas Rubí, y no dudo que esto se realice durante la Conferencia de Prensa del Sr, Presidente Andrés Manuel López Obrador que fungirá como maestro de ceremonias, al cual seguramente asistirá la Gobernadora de la Ciudad de México Sra  Claudia Sheinbaum, en calidad de testigo de honor y claro que estará presente la Fiscal General Licenciada Ernestina Godoy Ramos.


Por desgracia el que haya sido la autoridad la que informó a la prensa nacional que quien recibirá las monedas de la recompensa sería o un hermano o una expareja sentimental. Acaba con la institución del derecho penal, necesaria para que la sociedad denuncie a verdaderos criminales peligrosos, y que la sociedad tenga la certeza de que ningún funcionario de la Fiscalía identificara al delator, pues en ese caso, nadie va a dar la información para detener a peligrosos multi asesinos o a jefes de la Delincuencia Organizada.
La Sra Ernestina Godoy Ramos ha contribuido al desprestigio de la medida de la “recompensa” para poder localizar a delincuentes, no es posible que se haya comportado con tal displicencia, pues con su omisión esta poniendo además en riesgo a los delatores, que deben ser protegidos celosamente por las autoridades, preservando en secreto su identidad, para que cualquier ciudadano confíen en esta medida y no la considere una trampa mortal.
No creo que por esto la Sra Lic. Ernestina Godoy Ramos deba renunciar, creo que debe ser despedida en el acto y los funcionarios bajo su dependencia administrativa que dieron la información sensible a la prensa, deben ser procesados penalmente. Tanta ineptitud es criminal.

Por Antonio Limón López.
limonuno@gmail.com

LOS ENDEMONIADOS



Sobre el Diablo se han escrito miles de libros, por lo general abordan el tema de posesiones indeseadas sobre personas comunes y corrientes que por alguna extraña circunstancia, son poseídas por el engendro del mal y de la perversión, personas que contra sus convicciones éticas se ven obligadas a seguir la senda que les impone Belcebú en su propia integridad corporal, en fin existen al mismo tiempo decenas de miles de tramas demoniacas no solo desde la perspectiva católica, sino también de los protestantes que quemaron a más de cincuenta mil “brujas” en unos cuantos años y miles de casos documentados de posesiones diabólicas orientalistas, incluso de religiones extintas pero de posesos que aún son recordados con escalofríos.
Por lo que sería una osadía abordar al Diablo desde esas perspectivas, tampoco intento hacer un perfil como el que hace Giovanni Papini -el autor filósofo, historiador  y sociólogo- del Diablo y que conmocionó a Europa cuando publicó su libro, tampoco intento proponer algo similar al Fausto de Goethe donde es engañado Mefistófeles, menos aún intentaré imitar al filósofo, escritor y exorcizador Malachi Martin que en su obra cumbre “El Rehén del Diablo” describe cinco posesiones en otras tantas versiones filosóficas de Satanás, no, no me siento en capacidad para intentar ninguna de estas tareas, ni siquiera pretendo recordar la gran obra de chamusquinas de Martín Lutero, que hicieron palidecer de envidia al mismísimo Satán, no claro que no, nada puedo agregar a cualquiera de esas versiones diabólicas, me conformo simplemente con escribir estas líneas sobre personas de carne y hueso que viven entre nosotros aparentando normalidad, incluso invocando a Dios con menuda frecuencia, pero que en realidad son la encarnación del demonio, algo más próximo a “Los Endemoniados” de Fedor Dostoievski, aunque a miles de años luz literarios, y sin que haya un Príncipe Stravogin entre ellos.
Claro que de tomar en serio la tarea de identificar demonios o endemoniados en la Historia y actualidad de México me obligaría a escribir tantos capítulos y “entradas”, como las que tiene la Enciclopedia Britannica en su versión completa. Por lo que en este artículo solo me refiero a unos cuantos tipos y tipas que andan entre nosotros oliendo a azufre, por mucho que se rocíen con agua bendita o con “Chanel # 5”.
Si, entre nosotros existen, por desgracia, grandes cantidades de mexicanos que encarnan a Satanás de manera cotidiana, no es que asistan a misas negras o tengan tatuada a la parca o a la “santa muerte”, no, no me refiero a estos ingenuos, sino que me refiero a verdaderas encarnaciones diabólicas, que llevan una vida de aparente civilidad, que cumplen agendas sociales que incluyen asistir a celebraciones cristianas, que asisten a eventos de ayuda a los necesitados y que expresan un postura política racional y normal,  pero que esconden un desorden moral profundo, no un simple desorden psicológico, pues los sociópatas no pasan de ser criminales vulgares como Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Ted Bundy o Jack “El Destripador, todos los cuales son poca cosa en relación a nuestros endemoniados.
Un caso evidente es el que gira en torno al secuestro y asesinato supuesto de Hugo Alberto Wallace, el hijo de la poderosísima Sra Isabel Miranda de Wallace, que inicia en 2005 y por el cual siete inocentes se encuentran en prisión y difamadas desde grandes letreros espectaculares, en que fueron señalados como secuestradores y asesinos por la Sra Miranda de Wallace, ocasionando una repulsa generalizada contra estos acusados, contra sus familias, sus hijos, padres y hermanos y que ahora, a 14 años donde algunos compurgan sentencias y otros las esperan, queda más que en claro que la investigación fue primero intervenida desde Los Pinos, pues siendo Vicente Fox Presidente, su esposa la Sra Martha Sahagún instó al poderoso José Luís Santiago Vasconcelos desde la SIEDO para que investigara y auxiliara a la Sra Isabel Miranda de Wallace, desatando una tormenta de torturas, amenazas, maquinaciones fraudulentas, engaños y acusaciones falsas, fundadas en una sarta de invenciones e incluso la siembra de evidencia falsa, al menos de una prueba "científica", como es el caso de la gota de sangre que apareció seis meses después en el mismo lugar que ya se había investigado por los peritos de PGR sin encontrar nada, y además dicha gota de sangre, encontrada seis meses después en un baño, sería de un hijo del Sr. José Enrique del Socorro Wallace Díaz quien, como ahora se sabe, no es el padre biológico de Hugo Alberto Wallace. 
Todo un fraude procesal al cual se prestaron un Presidente de la República, la esposa de otro de ellos, todos los procuradores generales de la República desde 2005, los peritos científicos de la PGR que supuestamente tomaron la muestra sanguínea del Sr. Wallace Díaz, siendo que este no es el padre biológico y a partir de esta prueba se construyó un proceso penal acomodando los resultados de la prueba. En suma, fiscales acusadores e investigadores armaron una acusación sin fundamento, y torturadores expertos de la misma institución aprovecharon la oportunidad para mancillar al menos a una de las acusadas que es como todos los demás no responsable. Nuestra justicia penal por medio de todos sus órganos acabó con la dignidad y con la esperanza de vida de siete personas inocentes, i-no-cen-tes y con la de sus familias y con sus patrimonios, pues vendieron todas sus pertenencias en costosas e incluso la autoridad ministerial procesó a una abogada defensora, esto afectó incluso a niños que crecieron estigmatizados porque en los espectaculares aparecían las imágenes de sus padres y hermanos acusados de secuestradores y asesinos.  
Una atrocidad sostenida durante década y media, sosteniendo una mentira infamante y que llegó a ese extremo por una sola razón, el apoyo del Poder Político de la casta en el Poder en favor de la Sra Isabel Miranda de Wallace, que prácticamente asumió el papel de gran calificadora de la actividad de las autoridades policiacas de México, que decía quiénes eran secuestradores y dirigía las investigaciones, dotada con "derecho de picaporte" con la esposa del Presidente Vicente Fox Quezada y con el mismo derecho a las oficinas del Presidente Felipe Calderón, e incluso todavía con Enrique Peña Nieto, la que recibió un premio en "derechos humanos" de manos de Felipe Calderón, y por si fuera poco este la hizo candidata a dedo del PAN o de lo que quedaba de él por ese entonces en el Distrito Federal, claro cabe decir que la Sra Miranda de Wallace también en este proceso se enriqueció monumentalmente.
En toda esta parodia de proceso investigatorio es seguro que muchos de los acusadores se dieron cuenta de que todo era una farsa, pero por cobardía o por simple conveniencia continuaron con el engaño, con la acusación infame destrozando a inocentes, solo para satisfacer a sus jefes, al Procurador General, al Presidente de la República y así, la señora de Wallace pasó de madre doliente a ser personalidad poderosa e incuestionable. Hasta que por fin, de la nada, surgieron periodistas valientes, que como enviados del Cielo, empezaron a desmenuzar la montaña de mentiras y patrañas.
Ante el alud de oprobiosos hechos y sospechas, constantes en el expediente de la causa, el fiscal Gertz Manero en un acto inusual, ha decidido revisar todas las evidencias inculpatorias a la luz de las denuncias que siempre han existido, pero que fueron acalladas por el Poder.
Esto sí que es una conducta abominable, peor que criminal, satánica, impía y para la cual se necesita carecer de toda forma de piedad y de amor a la verdad.


Por Antonio Limón López

HECTOR DE MAULEON, OTRO FARSANTE



Comprendo que el periodista Héctor de Mauleón, Sub director de Nexos y colaborador de varios canales de televisión pública y privada, así como de algunos diarios nacionales, se sienta intimidado por la ola de violencia que azota las playas del periodismo con asesinatos un día y otro también, pues nuestros periodistas (De provincia) se juegan el pellejo ante la ineptitud de todas las autoridades, y a pesar de todos los “protocolos”, pues ni las unas ni los otros, impiden a los asesinos dar muerte a quien quieran.
Además la Ciudad de México es asiento de todo tipo de bandas criminales -incluyendo a las políticas- que recorren en total impunidad sus calles, asaltando, disparando, secuestrando, violando o atacando a quien sea. Por todo ello, es comprensible que este poderoso hombre tenga un razonable temor por su vida y por sus lujosas posesiones, y decidiera contratar a un chófer, con licencia de conducir, carta de buena conducta y con certificación en el manejo de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército. Es de lo más  comprensible.
Como es obvio, no es el único mexicano que teme por su vida, pero por desgracia el restante 97% de la población no goza de los privilegios que goza Héctor de Mauleón, y cada quien tiene que defenderse ante las agresiones como pueda, estando reservado para nosotros el uso de pedradas, mentadas de jefatura y bombas yucatecas, pues por desgracia para muy pocos en México es posible contar con autorización legal para portar armas de fuego en el auto y ni siquiera en el negocio familiar, menos con un chofer con licencia para matar, como el Coronel que conduce a diario el deportivo de nuestro campeón del periodismo a la mexicana.
Como todo mundo sabe, el lunes 6 de mayo  alrededor de las 15:00 horas, tres hamponcetes intentaron robarse el auto deportivo último modelo, de lujo, fabricado en Alemania, que es propiedad de Héctor de Mauleón, automóvil que dicho sea de paso es el favorito de los periodistas mexicanos (pero nada más favorito), y su chófer-Coronel al ser encañonado por los asaltantes, puso fin al asunto, disparando contra ellos, dando muerte a uno, hiriendo gravemente a otro, que también ya falleció y poniendo al tercero en fuga rumbo a la Patagonia.
En las primeras noticias, Héctor de Mauleón tranquilizó a millones de preocupados mexicanos, diciendo que no había sido un atentado contra su vida sino un simple intento de robo. También explicó que su chófer era Coronel en retiro y que por eso portaba un arma. Así que su chófer actuó en defensa propia y horas después fue puesto en libertad.
Me parece bien que se haya truncado el asalto, que el chófer y Héctor de Mauleón hayan salido indemnes de este asunto, pero repruebo que el Coronel retirado del Ejército haya sido contratado por el periodista, simplemente por ser coronel retirado y por ello, facultado (legalmente discutible) para portar armas de fuego para ejercer la función privada de guardaespaldas, repruebo que el Ministerio Público haya dado un trato que se le niega a cualquier otro ciudadano que defiende su vida o su patrimonio con armas de fuego, pues el Coronel utiliza la arma para un fin distinto a la disciplina militar, y tampoco puede portar arma alguna, a menos que tuviera una licencia particular o que la Ley estableciera directamente esa facultad, cosa que no ocurre.
En todo esto, existe una gran simulación, primero de Héctor de Mauleón que se refiere a su guardaespaldas como si fuera únicamente su "chofer", el cual utilizaba un arma de fuego protegido por su calidad de militar retirado, lo cual es otra simulación pues no es para usos militares, sino como guardaespaldas a sueldo de otro particular. Es una simulación la de los fiscales que dejaron en libertad a este "coronel" sin mayor trámite, y que en el menor de los casos, debió ser puesto a disposición de la justicia militar por el mal uso de armas de fuego; Simulación de la prensa que se hizo de la vista gorda, pero sobre todo existe una soberana farsa por parte de nuestros legisladores, que a pesar de todo esto y miles de casos en que los hampones están armados e impunemente encañonan a los ciudadanos, no hacen nada para que estos puedan defenderse de los criminales.
Este acontecimiento debiera abrir los ojos a nuestros legisladores, periodistas, líderes de opinión y reformar nuestras leyes, a efecto de permitir a las personas sin antecedentes por delitos de sangre, con modo honesto de vivir, portar armas de fuego no solo en su casa, sino en su negocio y en su automóvil, pues los matones esperan asaltar a desarmados, como es normal.

Todo esto es una lección atronadora pero que no escuchan quienes debieran estar atentos, pues mientras la violencia sigue, la simulación sigue, los periodistas chayoteros simulan contratar chóferes cuando en realidad contratan a militares, nuestros legisladores simulan creando comisiones que no sirven para nada, nuestro presidente da estadísticas falsas, nuestro Fiscal General anuncia actos que van a realizar en dos o tres meses y nuestros delincuentes siguen en impunidad total, mientras las familias de los desaparecidos siguen sin esperanzas, los peritos internacionales vienen por nuestro dinero y todo, todo, todo sigue igual o de mal en peor.

Por Antonio Limón López
limonuno@gmail.com

BAJA CALIFORNIA, LA ELECCIÓN PACTADA


La Soberanía en el Sistema político mexicano no reside en el Pueblo como erróneamente lo formula el artículo 39 de nuestra constitución, ese artículo lo copiamos de otras constituciones por ese afán muy nuestro de copiar grandes ideas para no aplicarlas o deformarlas, pero nunca para tomarlas en cuenta, en suma solo es demagogia, como lo es también el resto de artículos de esa novela de ficción llamada Carta Fundamental o Constitución, pues como cualquiera lo sabe en México la Soberanía reside en los partidos políticos y luego en los poderes fácticos, quienes de común acuerdo deciden cualquier asunto sin consultar ni a sus militantes, es más, ni siquiera a los diputados, gobernadores o a quien transitoriamente sea Presidente de la República, mucho menos al "Pueblo" que por desgracia solo es un pretexto.
Todo esto viene a cuento, porque en la elección para Gobernador de Baja California ya tenemos un acuerdo de las cúpulas partidistas, claro que no es el tipo de acuerdos que se firman y luego se exhiben con orgullo en la pared de honor de la República, pues estos solo son cuentos, los verdaderos acuerdos son en lo “oscurito” y sin firmas, aquellos que los malandrines califican como"Pactos de Caballeros”.
El Pacto de Caballeros (Rufianes en realidad) en Baja California puede sintetizarse en dos puntos: El primero consiste en que el ganador de la elección para Gobernador será el ingeniero Jaime Bonilla Valdez, y para tal fin, el PAN lleva adelante una campaña muy linda, de propuestas y sin campañas negras contra el candidato de Andrés Manuel López Obrador ni contra su "partido".
Claro que si me preguntan ¿Y cómo sabe eso, acaso vio o estuvo presente cuando se celebró ese “Pacto en lo oscurito”? a lo que sin dudar contesto: Que el pacto es obvio, pues el candidato del PAN, Oscar Vega Marín es un político de gran talento personal, con gran capacidad crítica, con grandes dotes oratorias y de debate, sería un candidato de lujo en una verdadera Democracia y no un candidato "adocenado", de los "homologados", de esos mediocres que el PAN produce por toneladas con la meta es inflarse y mocharse. Es notorio que en esta campaña no se encuentra el verdadero Oscar Vega Marín, sino otro suavecito, complaciente, amoroso, vacuo, sin discurso, sin debate, sin agresividad, sin indignación, vamos pues, en esta elección Oscar Vega Marín es el candidato perdedor a modo, justo como lo necesita el Ingeniero Bonilla Valadez, que no solo va arriba en todas las encuestas, sino que para eso no ha necesitado ni despeinarse. Oscar Vega acudió al único debate al que mejor le hubiera convenido no presentarse, fue vapuleado por los candidatos de la chiquillada y todos tuvieron un mejor papel que el candidato del PAN, en tanto que el Ingeniero Bonilla decidió no asistir y no porque la cola de dinosaurio del PRIMOR y de Republicano en EEUU, no cupiera ni en el Estadio de los Xolos, sino porque no era necesario, pues ya esta hecha la machaca, las tortillas y las salsas.
Que recibe a cambio el PAN o mejor dicho el gobernador KiKo Vega, pues muy sencillo IMPUNIDAD a sus seis años de tropelías en el gobierno, pues al término de dos años con el Ingeniero Bonilla como tapadera, el Gobernador Vega de Lamadrid habrá superado los plazos de la prescripción de las acusaciones en su contra. El PAN esta feliz con la "concertacesión", porque así se evita una campaña dura y peligrosa, así salvarán al chivo en cristalería que es el todavía (Des) Gobernador y por último, en dos años más -si no pierden el registro- pueden poner a un pillo tradicional como candidato y hasta ganar por el despilfarro y negocios que seguramente realizará el Ingeniero Bonilla y todas las lacras aliadas de Xicotencatl Leyva Mortera, el verdadero concesionario de Morena en Baja California.
Lo siento por el sacrificio de Oscar Vega Marín, pero espero que este acto no sea estéril, y que al menos deje en su beneficio, grandes negocios durante este otro bienio de pesadilla que sufrirá Baja California.


Por Antonio Limón López.
limonuno@gmail.com

EL MILITARISMO DE ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR.


La aprobación de la Guardia Nacional -un órgano bajo el control militar compuesto por militares y marinos de guerra- ahora ejerce con descaro las funciones de policía civil en México gracias a la decisión unánime de todos los partidos políticos y todos los congresos de los estados. Y no, no es un acto militarista aislado, inusual, anti histórico, ni siquiera es un evento excepcional, al contrario es un acto congruente con la larga tradición militarista y de sometimiento de nuestras autoridades civiles a las fuerzas armadas en México.
Ni quien lo ponga en duda, durante el siglo XIX fuimos gobernados por militares y lo mismo ocurrió desde la muerte de Madero hasta el final del gobierno de Lázaro Cárdenas, y no por ello abandonamos la pobreza, ni fuimos capaces de desterrar la corrupción, la desigualdad, la anti democracia, la inseguridad jurídica, el bandolerismo, las ejecuciones políticas, ni el avasallamiento ante las elites gobernantes formadas por hampones. En realidad los militares no nos dieron ni orden, ni prosperidad, ni dignidad, ya que simplemenTe vieron a México como un botín y lo saquearon, hasta que empezaron a matarse entre sí.
No quiero decir que el militarismo haya concluido al término del fin del gobierno del General Lázaro Cárdenas, pues lo cierto es que el militarismo siguió y sigue, de hecho todos los gobiernos “civiles” de México han sido y son militaristas, porque todos los presidentes mexicanos desde Manuel Ávila Camacho hasta Andrés Manuel López Obrador han sido y son gobiernos que se sustentan en las fuerzas armadas.
Incluso el gobierno de Benito Juárez fue militarista. aunque prefirió ser protegido por Estados Unidos donde disfrutó su estancia a lo grande, pues de haberse quedado en México sus propios generales lo habrían asesinado, como le ocurrió a Francisco Ignacio Madero. El único gobierno que se sostuvo en la fuerza de la Constitución y no en las Fuerzas Armadas fue el de Agustín de Iturbide, que duró muy poco y finalmente fue asesinado por el ejército acatando órdenes del mismo Congreso que Iturbide creó, pero fuera de este caso, por cierto similar al de Morelos pues ese congreso de Apatzingán era un nido de alacranes y tepocatas, todos los demás han sido gobiernos sostenidos por el ejército.
El ejército fue clave para que Carranza se sostuviera, y un Coronel a su mando, Jesús Guajardo asesinó a Emiliano Zapata y como premio además de las monedas de rigor, fue elevado al rango de General; poco después el General Álvaro Obregón ordenó el asesinato de Venustiano Carranza, al cual dejaron como cedazo en Tlaxcalaltongo. El ejército mexicano consumó el asalto a las tierras de los chinos en Sinaloa y Sonora y fue el ejército el que expatrió a los Yaquis de Sonora, para llevarlos a Quintana Roo, fue nuestro ejército el que consumó la masacre de León Gto. en 1945.
El ejército fue quien le dio el poder necesario a Luís Echeverría para acabar con disidentes gracias a la operación Cóndor. Fue el ejército el de la masacre de Tlatelolco en 1968, y la del 10 de junio de 1971, fue el ejército el que hizo posible la consumación de los fraudes electorales desde Lázaro Cárdenas a la fecha.
Pero dejando la historia y recordando los hechos del 2006, cuando después de una elección muy cerrada el Presidente electo Felipe Calderón convocó a una gran “Guerra contra el narcotráfico”, la que anunció argumentando que el Ejército patrullaría las calles de todo país, pero en realidad solo fue otra gran simulación, otra farsa pues en esos seis años, la delincuencia ni siquiera hizo caso de los militares, pues actuó como si estos estuvieran pintados en la pared o fueran títeres.
Exacto, el Ejército se prestó a la farsa de amenazar con su presencia a Andrés Manuel López Obrador y a sus irritados seguidores, haciéndoles saber que las Fuerzas Armadas apoyaban con toda la fuerza de su armamento y de su despliegue en territorio nacional al presidente Felipe Calderón y a su gobierno. El mensaje fue claro y López Obrador lo entendió, así que puso pies en polvorosa, dedicándose a recorrer el país lo más lejos del Presidente Calderón.
Nuestra historia avanza hasta poco días antes de terminar la campaña presidencial del 2018, por entonces López Obrador fue informado del papel "pacificador" y de apoyo que las Fuerzas Armadas podrían dar a su gobierno, ya que como Presidente, sería el “Comandante Supremo” y tendría, por ende, la certeza de que en ningún caso su gobierno correría riesgo alguno, también se le hizo saber que todos los anteriores presidentes contaron con ese apoyo leal y absoluto, pues sin el Ejército ningún presidente en México tendría fuerza para sostenerse en el gobierno. Cualquier presidente sería acosado por todo mundo, por los otros partidos que lo considerarían débil, por los delincuentes que intentarían someter a su gobierno y cobrarle piso, e incluso otras fuerzas exteriores podrían acosarlo o incluso someterlo, pero con la lealtad de las Fuerzas Armadas sería invulnerable, tendría todo el margen para actuar como quisiera tanto dentro del marco constitucional, como por fuera de este.
En suma ¡Ese es el militarismo de todos nuestros presidentes! También es el militarismo de Andrés Manuel López Obrador, que en estos momentos se esta probando un lindo uniforme color oliva, con muchas estrellas.



Por Antonio Limón López.
limonuno@gmail.com

EL PAN Y EL PARTIDO POPULAR.




Al Partido Acción Nacional le encantaba compararse con el Partido Popular de España, se consideraba parte de la Democracia Cristiana Europea, casi representado por la Derecha Popular en el Parlamento Europeo. A partir de 1988 el PAN pasó de un partido que en México había sido el partido de escritores y pensadores para convertirse en un partido de empleados de los grandes empresarios, que pasó del Liberalismo político de los fundadores, al Liberalismo económico de sus nuevos amos.
Sin embargo la similitud entre el PAN y el Partido Popular español nunca fue tomada en serio, ni en Europa ni en México,  nunca existió un plan o una ruta para afinar una misma ideología, y es que eso de abrir el PAN a ideales europeos sonaba a compromisos que exigían leer, pensar y actuar por principios políticos o éticos, algo que de ninguna manera podría ser aceptable, sobre todo cuando lo que importaba, eran las arcas públicas, que estaban abiertas de par en par.
Los años noventa fueron años gloriosos para el PAN, no estaba en el Poder pero cada año se sumaban nuevas gubernaturas, nuevas grandes ciudades bajo los gobiernos azules, y sin grandes esfuerzos las puertas de congresos, tribunales, alcaldías se abrían hasta que en el año 2000 llegó el PAN  a la presidencia y en la cima del Poder inició su declive, la falta de imaginación política, la falta de congruencia, la avalancha de trepadores,  oportunistas y fariseos, la traición a todos los principios fundamentales y finalmente la corrupción galopante que fue liquidando al partido, hasta que en 2018 sufrió una derrota de espanto que lo llevó a un paro cardíaco del cual todavía no se repone.
Por su parte el ascenso lento le dio en 1996 al Partido Popular, los votos apenas necesarios para ganar la elección y formar, tres meses después, Gobierno. Desde entonces gobernaron los populares, perdieron en 2004 por el caso del atentado terrorista Yihadista erróneamente atribuido a ETA por Aznar, pero recuperaron el gobierno en 2011, para gobernar hasta junio del 2018 en que su gobierno cayó por una moción de censura, fueron 15 años de gobiernos populares, y siete siendo la segunda fuerza en condiciones de virtual cogobierno, nada mal, pero ahora en las elecciones del 2019, fueron humillados por los electores con su menor cuota de diputados y senadores, y las causas, fueron curiosamente, la falta de imaginación política, la falta de congruencia, la avalancha de trepadores, oportunistas y fariseos, la traición a todos los principios fundamentales y finalmente la corrupción que fue liquidando al partido, aunque en minúscula proporción a los panistas mexicanos que no se midieron, pero de cualquier manera tan grave que ahora, después de las elecciones del 28 de abril, esta entrando en paro cardiaco.
Ambos partido llegaron con una ventaja adicional a la simple mayoría de votos, con la ventaja de encarnar el sentimiento nacional de los mexicanos y de los españoles respectivamente, pero ambos por corrupción,  nepotismo, apatía y dejadez, es decir falta de fortaleza moral, dilapidaron ese patrimonio y ahora es difícil que lo vuelvan a retomar; En el caso del PAN, parece ya imposible, en lugar de reaccionar positivamente y aprender de la derrota, la cúpula panista despreció el mensaje de las urnas el año 2018 y se sumergió en el pantano de los mismos lodos que lo hicieron perder, para el Partido Popular que acaba de ser derrotado en las urnas se presenta la misma prueba ¿Será capaz de recobrar su identidad y de recrearse con honestidad o seguirá la ruta que lo llevó a la derrota?
En todo caso ausencia de cualquiera de ellos o de ambos, no causará ningún perjuicio, pues ambos han probado ser inútiles y hasta perjudiciales.

Por Antonio Limón López

Twitter

Archivo de publicados.