Bienvenido. Eres el visitante No.

LA TRIVIALIZACION DEL CHAPO


La vida del Chapo fue una tragedia. A los 15 años se convirtió en productor de amapola, era un niño cuando se enfrentó a la corrupción policiaca y a la competencia delictiva, pero se las ingenió para sobrevivir. Lo hizo por su familia y por él mismo, según lo dijo en una entrevista video grabada por los artistas Sean Penn y Kate del Castillo y que vendieron a la revista Rolling Stone. 
Desde que inició su carrera de empresario en la producción, distribución, almacenamiento y exportación de drogas y hasta que cumplió 36 años, el Chapo fue un perfecto desconocido, pero es seguro que hizo méritos suficientes para que el 24 de mayo de 1993, los hermanos Arellano Félix le hubieran hecho el honor de desplegar un amplio operativo criminal en su honor, citandolo con la muerte en el estacionamiento del aeropuerto de Guadalajara. Pero los asesinos no eran profesionales, en primera solo tenían para identificarlo una fotografía en blanco y negro, y en segundo lugar llevaban dos días totalmente drogados, eran simples adictos y la tacañez de los tijuanenses  .... les salió cara. 
El Cardenal de Guadalajara Juan Jesús Posadas Ocampo, arribó al estacionamiento del aeropuerto a bordo de un lujoso automóvil, y los matones creyeron que el Cardenal era el Chapo y al tenerlo a la vista, descargaron sus armas, matando al Cardenal y a otros inocentes que para su mala fortuna estaban en ese lugar. El Chapo escapó ileso, siempre atento percibió el peligro y acostumbrado a él, actúo con la frialdad del experto y en medio de una escena de terror, se esfumó. 
Si bien la atención nacional se concentró en el Cardenal Posadas Ocampo, y fue el centro de la fantasía mexicana que se desbordó en una infinita cantidad de conspiraciones, desde las ridículas, hasta las espantosamente ridículas. Así fue como el Chapo abandonó el anonimato y se convirtió en un personaje internacional ¿Qué importancia tenía, que los Arellano intentaron matarlo con todos sus recursos? ¿Qué clase de astucia tenía, que había pasado desapercibido hasta que los Arellano torpemente lo pusieron en las primeras páginas de los diarios nacionales?
Un año después del atentado, el 10 de junio de 1994, el Chapo fue detenido en Guatemala, por policías de a pie a quienes por cierto, no les entregaron la recompensa prometida por el Procurador General Jorge Carpizo. La conducta de El Chapo como reo fue discreta y desde la cárcel siguió dirigiendo al Cartel de Sinaloa hasta superar al de los hermanos Arellano.
En cuanto a su primera fuga, según relata en sus memorias el General Mario Arturo Acosta Chaparro Escápite, amigo del Chapo y enlace entre los carteles y Felipe Calderón, Joaquín Guzmán le dijo que lo más complejo de su primer fuga fue lograr que lo trasladaran de Almoloya a Puente Grande, donde las condiciones para fugarse eran mejores, y así fue, pues el 19 de enero del 2001 las autoridades reconocieron que el Chapo se había fugado.
El General Acosta Chaparro, siempre siguiendo sus memorias, le preguntó ¿Cuánto pagaste para escapar?, a lo que El Chapo le contestó: “No me escapé, me abrieron la puerta” y ante la insistencia en la pregunta ¿Pero cuánto pagaste, Joaquín? El Chapo entre melancólico y satisfecho le dijo: “La libertad no tiene precio”.
El Chapo fue la personificación de la discreción, nunca intentó ser una celebridad, hizo lo correcto, nunca ofendió a nadie, nunca amenazó gratuitamente, ni siquiera se sabe de ninguna persona que haya participado en sus aprehensiones y que haya sido víctima de represalia alguna. Tampoco puso precio a la cabeza de ninguno de sus captores. Ni vengativo, ni protagonista, ni banal.
Su vida fue difícil, saltó de la infancia a la edad adulta, tuvo 9 hijos, uno de ellos fue asesinado al igual que uno de sus hermanos, otros de sus hijos están siendo buscado con órdenes de aprehensión, y su suegro Ignacio Coronel murió en un operativo en 2010, también uno de sus cuñados. Su esposa, que es madre de dos hijas nacidas en Los Ángeles California, vive en aquella ciudad. En el acta de nacimiento de ellas, no aparece el nombre de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera.
La revista Forbes lo enlistó en 2009 como uno de los 500 hombres más ricos del mundo, y es el narcotraficante más rico del mundo, con más de un billón de dólares, superando incluso a los narcotraficantes de Afganistan, protegidos de EEUU. 
Su fortuna y personalidad lo ha llevado a ser comparado con el extinto Pablo Escobar Gaviria, sin embargo las diferencias entre ambas personalidades serían muy grandes. A diferencia de Pablo Escobar que murió a los 46 años, el Chapo vive saludablemente a sus 58; Pablo Escobar fue Diputado y participó en los dos grandes partidos colombianos, el Chapo nunca ha participado en política, ni favorece a ningún partido o candidato; Pablo Escobar buscaba la celebridad y la gloria personal, al Chapo nada de eso le interesa; ambos han regalado dinero a los humildes, pero de manera distinta, Pablo como parte de su megalomanía, y el Chapo solo para ayudar, Pablo daba el dinero directa y públicamente o en actos de campaña electoral y el Chapo nunca de esa forma; Pablo tuvo novias que eran grandes personalidades colombianas y El Chapo no, se casó con la hija de Nacho Coronel que en alguna época fue reina de belleza local, pero que nunca fue una celebridad.
Todo en la vida de Joaquín El Chapo Guzmán fue una tragedia llevada con valentía y fortaleza, con sobriedad y sin farsa alguna. Todo fue así, su infancia, su familia, su organización, su guerra contra otras organizaciones que lo tienen en la mira, su constante evasión de la DEA y de su brazo ejecutor en México que es la Secretaría de Marina (La única institución limpia en México, según los ofensivos agentes de la DEA).
La segunda fuga del Chapo Guzmán lo catapultó al mundo como ejemplo de eficiencia y profesionalismo, al mismo tiempo exhibió la ineficiencia de las autoridades mexicanas, y a nadie sorprendió que el Secretario de Gobernación, responsable directo del sistema penitenciario, conservara la chamba a pesar de su inocultable ineptitud.
En ese punto el Chapo se elevó a la altura de personalidad mítica, de superhéroe justiciero que exhibe a un gobierno inepto, corrupto e incapaz. El gobierno no cayó porque cuenta con el apoyo de sus “rivales” los partidos políticos, que lo apoyan pues son sus cómplicdes, ya que comparten el poder, los dineros y los privilegios del hiper corrupto sistema político mexicano.
Por eso la tercera re aprensión del Chapo, fue recibida por el pueblo primero con incredulidad y después, cuando se confirmó, con mofas, burlas y toda suerte de críticas contra las autoridades. El presidente estaba sorprendido, se sentía rechazado no obstante el éxito de la captura, y fue tratado como si hubiera ofendido a nuestra dignidad nacional. Pero por fortuna para él, el Chapo llegó para salvarlo, la tormenta contra el presidente terminó de golpe, cuando la revista norteamericana "Rolling Stone" distribuyó el video en que el Chapo concede una entrevista a Sean Penn y a la bella Kate del Castillo, quienes ni tardos ni perezosos la vendieron a la famosa revista.
Parte de la fascinación del Chapo era su misterio, su silencio de hombre eficiente, seguro y superior, y por desgracia el video vulgariza al Chapo, convirtiéndolo en un ser real, común y corriente, incluso y me apena decirlo, en otro hombre vanidoso en busca de reconocimiento.
Para colmo, el Chapo carece de recursos histriónicos o de talentos intelectuales que la hacieran capaz de enviar un mensaje, hacer una proclama, proponer un programa de cambio o concitar a una rebelión, no, nada de eso. El Chapo acepta que las drogas son malas, que se dedica a ellas porque no tuvo otra opción y que nunca ha buscado problemas con nadie.
Nada sorprende en el nuevo VideChapo y nada heroico se encuentra en él, a pesar de que habla, no dice nada que ilusione o indigne. El Chapo se envanece de sus exitos de narcotraficante, nada bueno. El video solo lo demerita, probablemente de manera irremediable, pues lo presenta como a cualquier otra persona y su imagen de héroe mítico se ve reducida a la de un entrevistado sincero, honesto, sencillo, pero lento, y carente de ingenio y de genio alguno. El intercambio de mensajes con Kate del Castillo lo muestran débil y fuera de control ante los atributos de la "ermoza" actriz.  
Espero que la venta de la entrevista le deje a Kate del Castillo y a Sean Penn una montaña de oro, para que valga la pena la trivialización del Chapo.

Por Antonio Limón López.
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.