Bienvenido. Eres el visitante No.

CONTRA TODOS

Durante los primeros días del 2016, los diarios y los comentaristas de Televisión dijeron que Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca, se enfrentaba a Graco Ramírez, Gobernador de Morelos, con respecto al Mando Único, en un escenario trágico y lamentable, en primer lugar por el asesinato de la alcaldesa de Temixco y por las acusaciones sin evidencia alguna del gobernador contra el alcalde.
El 2 de enero un comando de sicarios llegó a la casa de Gisela Mota, quien acababa de asumir funciones de alcalde en Temixco, un municipio conurbado a Cuernavaca, y después de introducirse a su casa, los delincuentes amenazaron dar muerte a la madre de la edil, si esta no se entregaba en el acto, y ella por amor a su madre salió y se entregó, los criminales la mataron en la puerta de su casa y huyeron.
Un vecino cuya vida se encuentra en grave peligro, denunció los eventos criminales en cuanto tuvo conocimiento de ellos y gracias a este acto valiente, la adormilada policía bajo el mando único salió con rumbo al domicilio, por fortuna los datos del vecino fueron claros para identificar al vehículo de los criminales y para orientarlos por el rumbo que tomaron, gracias a lo cual pudieron enfrentarlos.
La muerte de la alcaldesa sirvió al experimentado Gobernador para sacar provecho de su cadáver, y mediante un decreto de pacotilla impuso el Mando Unico contra la voluntad de algunos cabildos del Estado, por su parte Cuauhtémoc Blanco recién electo alcalde anunció que impugnaría los actos del gobernador por violar flagrantemente la esfera de competencia constitucional del Municipio de Cuernavaca, al imponerle un acto contra el texto directo de la Constitución de la República. 
El Gobernador Graco Ramírez que es un político experimentado ya que en tres ocasiones fue diputados federal sin ganar ni una elección de ellas, contestó diciendo que Cuauhtémoc Blanco era un político inexperto, acaso porque nunca perdió una elección, ni llegó a la alcaldía protegido por uno de los tres grandes y corruptos partidos nacionales, y lo hizo sin más recursos que los que la ley le permite y gracias a su simpatía y a su aguerrida combatividad de hombre honesto.
Así las cosas el experimentado político Graco Ramírez, procedió a acusar a Cuauhtémoc Blanco de estar coludido con grupos de narcotraficantes, y para demostrar su experticia en el tema, dijo que tras el alcalde de Cuernavaca estaba el narcotraficante Federico Figueroa, hermano del querido cantautor, ahora finado, Joan Sebastian. De inmediato Federico Figueroa contestó al experimentado político Graco Ramírez diciendo que era un mentiroso y que el rencor del político era por un asunto personal de hace unos diez años.
Ante el peligro de enfrentar un proceso por calumnias el equipo del experimentado gobernador, dio un salto para atrás y dijo que eso se vería con el tiempo. Federico Figueroa también le exigió al experimentado gobernador que presentara pruebas en su contra, que abriera una investigación y a esto, ni el experimentado gobernador ni su experto equipo de gobierno dijeron nada, ni abrieron indagatoria, ni presentaron pruebas de nada, se quedaron callados cual follones.
El tema del “Mando Único” inició bajo el gobierno de Felipe Calderón que bajo el pretexto de unificar el mando de todas las policías de México y de paso, y he ahí el peine, quedarse con miles de millones de pesos, para poner tanto el poder como los dineros en manos de su amigo y hombre de confianza Genaro García Luna. Felipe torpemente luchó durante cuatro años de su gobierno por imponer el Mando único y apropiarse del dinero ajeno, hasta que comprendió que los gobernadores priistas lo estaban engañando, aparentando apoyarlo, pero por debajo de la mesa, apoyando a los alcaldes que no querían soltar el mando de sus policías ni los dineros del presupuesto de Seguridad Pública.
Finalmente sabemos que eso fue algo bueno, pues Genaro García Luna fue un verdadero corrupto e ineficaz funcionario público, gracias a cuya estupidez la justicia mexicana vale menos que un cacahuate en Francia donde felizmente la secuestradora Florence Cassez disfruta de libertad por las estúpida conducción policiaca del aspirante a Mando Único Genaro García Luna.
Si bien la maniobra de Felipe Calderón no prosperó, pues los gobernadores priistas lo engatusaron y lo evadieron, descubrieron que el mundo de dinero era nada despreciable, y los priistas y perredistas que también gobernaban aprendieron mucho de la intentona de Calderón, así que una vez que llegó a la presidencia el priista Enrique Peña Nieto ellos tomaron la iniciativa, y le pidieron al presidente que los apoyara para constituir un nuevo modelo de Mando Único, pero donde quien se quedara con el tesoro no fuera el gobierno federal, sino los gobernadores de los estados. 
Este “nuevo modelo” es adorado por los gobernadores priistas, perredistas y panistas, pues los que logran imponerlo mediante convenios entre cada estado y sus municipios se apropia de una cantidad faraonesca de dinero, que por tratarse de dinero gastado en seguridad pública no necesita justificarse como el resto del presupuesto.
Es por esto que Cuauhtémoc se debe enfrentar a poderosos y formidables enemigos, en primer lugar al codicioso y experimentado gobernador Graco Ramírez que está dispuesto a todo para quedarse con el dinero de los municipios mediante el pretexto del Mando único, pero no es el único adversario, pues también se encuentran todos los restantes gobernadores que han logrado incarle el diente a sus ayuntamientos mediante la misma estrategia, sino que además tiene como adversario al propio presidente de la república que apoya a los gobernadores. 
No solo el experimentado Graco Ramírez, los restantes y expertos gobernadores y el presidente cómplice son los únicos adversarios de Cuauhtémoc Blanco, también son adversarios el Secretario de Gobernación Osorio Chong, que descaradamente pide el Mando Único pero en el bolsillo de la Secretaría de Gobernación, junto a este funcionario federal se encuentra el Secretario de Hacienda, que se las ingenia para que la constitución sirva de taparrabo a los convenios que desvalijan a los ayuntamientos de los recursos fijados por la Constitución en materia de la seguridad preventiva. 
¿Alguien más? Pues claro que sí. Comprendamos que si de por medio está una montaña de oro en juego, entonces es lógico que no solo los funcionarios quieran meterle mano, sino también las grandes televisoras, en especial Televisa que ya tomó partido contra Cuauhtémoc Blanco, con ella también todos los grandes diarios nacionales y locales que huelen el dinero en camiones para sostener su parasitaria operación periodística, con ellos van trepadas las plumas más prestigiadas de este país de periodistas bribones, y con ellos los líderes de todos los partidos políticos ratas que saben que esto será dinero en sus bolsillos. 
La gran diferencia entre Cuauhtémoc Blanco y el experimentado Graco Ramírez y los experimentados altos funcionarios estatales, los dirigentes de los partidos y los altos funcionarios federales consiste, en primer lugar, en que la postura de Blanco es la correcta: defender el texto constitucional, y con él defender de manera eficiente a los vecinos de su municipio, pues el Mando único de Cuernavaca ha demostrado ser uno de los más corruptos de la república, y en parte por eso votaron por Cuauhtémoc Blanco los lectores. 
La otra gran diferencia es que de todos los involucrados en este caso, Cuauhtémoc Blanco es el único que ha defendido personal y eficazmente a México, es el único que ha representado a México en contiendas internacionales, es el único que ha demostrado ante extranjeros tener el valor, el talento y el coraje necesario para sacar a México con una victoria, los otros los experimentados políticos de pacotilla son simples parásitos, señalados como corruptos o sospechosos de serlo, en el caso de Graco Ramírez es un prevaricador y un calumniador, y ninguno de todos ellos ha enfrentado valiente y eficazmente a un adversario en igualdad de condiciones.
Aplaudo el coraje y la sabia actitud de “Cuau”, quien no se enfrenta a Graco Ramírez como falsamente dicen los diarios, sino a toda la apestosa clase política mexicana, incluso a muchos ciudadanos de a pie fanatizados por el sectarismo partidista que les ciega. Aplaudo a "Cuau" que legalmente se ha fijado la meta de defender el derecho de su municipio, de sus conciudadanos. 
Esta conducta limpia, clara y transparente ha obligado al experimentado Graco Ramírez a realizar actos indignos y ruines, todo por avaricia, como lo fue el utilizar la muerte de Gisela Mota Ocampo para apropiarse del dinero de Cuernavaca, con un decreto basura que expidió, y que además su codicia ¿de izquierda? lo ha llevado a calumniar a terceros y a comportarse cual si fuera un vil pillo. 
Por eso Cuauhtémoc, te pedimos por México que no cedas ante estos bribones, pero que tampoco tomes la justicia en propia mano, ni incites a nadie a actuar fuera de la Ley, demuestra que tu ingreso ciudadano en la política mexicana es para honrar a México y enfrentar a los políticos experimentados en el arte de simular, de engañar y de apropiarse de lo ajeno. Recuerda que tú no perteneces a ellos, y limpiamente siente el mismo orgullo que sentiste al defender en condiciones adversas a tu amada patria, recuerda que ahora Televisa es tu enemiga más sinuosa y falaz, pero no temas, México se salvará de su cruel destino con una oncena de cuauhtemocs. Tú eres el primero, pero no el último.

Por Antonio Limón López.
Sígueme en Twitter
Lee todos mis artículos en este enlace de Pinterest
Se mi amigo en Facebook 
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.