Bienvenido. Eres el visitante No.

OSORIO CHONG, UNA CALAMIDAD


Los secretarios de gobernación han sido criminales, asesinos, ladrones, abusivos, violentos, mentirosos, aprovechados, cuenteros, arbitrarios, vanidosos, dipsómanos, cleptómanos, codiciosos, ignorantes, impíos, despiadados, crueles, torturadores, perversos, desalmados, serviles, vulgares y en la escala zoológica, dinosaurios, zorros, gaviotones, chacales y ratas, por lo que es difícil encontrar a un secretario de gobernación diferente a los anteriores, sin embargo, Miguel Ángel Osorio Chong ciertamente merece otros adjetivos que se deben agregar a los mencionados.
Como los anteriores secretarios de gobernación su principal afán es el de asumir nuevas funciones que le permitan ejercer un presupuesto mayor, luchó con todas sus fuerzas por manejar directamente a las fuerzas de seguridad pública, lo cual equivale a tener las llaves de las arcas del tesoro, pues tratándose de seguridad pública existen adquisiciones sin los rigurosos controles propios de las licitaciones públicas, su gusto por el dinero de la nación quedó manifiesto con su arreglo respecto al “Mando único” que consiste en apropiarse del dinero de los municipios para la seguridad de sus habitantes y engrosar la bolsa de gobernadores previamente "amarrados" con el voraz secretario, tal es el ejemplo del estado de Morelos donde Graco Ramírez y Osorio Chong, desvalijaron a los habitantes de Cuernavaca para inflarse con su dinero y favorecer a la Delincuencia Organizada.
Hasta este punto el actual secretario de gobernación es como cualquier otro de su calaña, nada diferente a lo ordinario, sin embargo al asumir las funciones de seguridad pública y seguridad nacional al menos debe demostrar un cierto grado de eficiencia, y en eso Osorio Chong a fracasado rotundamente, una primera muestra fue su desastrosa participación en la huelga de los estudiantes del Politécnico Nacional en 2014, en que ante una marcha el idiota secretario se arremangó la camisa y subió al podio a hablar como merolico, ante lo cual los estudiantes tomaron en serio su promesa de dialogo directo, por lo que fueron a la Secretaría de Gobernación y el acobardado secretario se escondió, gracias a su estúpida conducta los jóvenes convocaron a huelga con las nefastas consecuencias de pérdida de tiempo académico.
Ahí debió ser despedido por inepto, pero no, siguió en su puesto, y sigue en él a pesar de sus múltiples fracasos. Los casos que persiguen a tan incapaz secretario se pueden recordar fácilmente, en lo general el descuido al no advertir al presidente de que la frivolidad y escandalosa presunción de la Señora Angélica Rivera, Primera Dama, eran y son todavía un peligro para el buen prestigio del gobierno, como quedó en claro con la desvergonzada publicidad que se hizo con la Casa Blanca en una revista frívola de España, donde la señora sigue siendo noticia. Es comprensible que la señora Rivera acostumbrada a las candilejas, desde que era conocida como la “Gaviota” sea fácil de convencer por revistas como “Hola” que son el pan diario de los ricos y famosos, en especial porque pagan cantidades fabulosas por entrevistas en exclusiva. Por cierto que eso mismo hace la revista Playboy.
El 30 de junio de 2014, fueron encontrados “ejecutados” a sangre fría 15 de los 22 muertos hallados en el suelo de una bodega en Tlatlaya, la Secretaría de Gobernación actúo de manera irresponsable, pues trató de ocultar la masacre simplemente no haciendo nada, ni para esclarecer con exactitud lo ocurrido, ni para promover acciones legales, simplemente se comportó como si nada hubiera ocurrido, lo cual se convirtió en un desagradable escándalo donde quedó como un hecho que un grupo de militares ajustició a un grupo de ciudadanos a sangre fría, pues las evidencias demostraron ante organismos internacionales que 15 personas fueron asesinadas desarmadas y rendidas ante los militares. El Secretario de Gobernación también se escondió y agachado ha pasado eludiendo su responsabilidad política. Los militares finalmente fueron sujetos a proceso en el fuero militar, que los condenó a seguir prestando su servicio militar en algún cuartel, sin que se sepa en qué condiciones reales.
Apenas un mes después,  el sábado 11 de julio del 2015, ocurrió la fuga del Joaquín Guzmán Loera, del Penal Federal del Altiplano I, siendo responsabilidad exclusiva del Secretario de Gobernación la custodia del peligroso reo, pues el sistema penitenciario federal pertenece a la Secretaría de Gobernación, en tanto que su recaptura fue obra de la Marina, la policía municipal y el trabajo logístico de la DEA en México. Miguel Ángel Osorio Chong se enteró con nosotros, de su recaptura, nada tuvo que ver en ella. Por la evasión del Chapo, Osorio Chong debió ser despedido de la Secretaría de gobernación.

Otro caso clave en esta administración presidencial es el de la desaparición forzada de 43 estudiantes en Ayotzinapa, donde el Secretario de Gobernación, encargado de las fuerzas de seguridad pública de la Nación, contribuyó eficazmente con su torpeza mental e ineptitud, a que se cometieran los actos atroces del día 26 y 27 de septiembre de 2014, en que estudiantes de la normal de Ayotzinapa fueran víctimas de desaparición forzada por parte de las fuerzas policiacas municipales, pero también de estatales y federales, con la maliciosa colaboración del ejército que al abstenerse de actuar en defensa de las víctimas, favoreció su desaparición.
Por muy ineptas que sean las fuerzas al mando del inepto Secretario de Gobernación este con toda certeza fue enterado de la gravedad de los hechos y sin embargo, como es su costumbre, cobardemente decidió no hacer nada, esto a la postre ha sido otro punto de lamentable desprestigio personal para el Presidente de la República y para todo el Estado mexicano. Forzado por la indignación mundial el secretario de la seguridad nacional tomó una serie de medidas desastrosas, que solo contribuyeron a avivar más la indignación y a confundir las acciones penales ejercidas por la Procuraduría General de la República.
En el ámbito político no ha sido capaz de recomendar nada útil al Presidente de la República, pues gracias al tema de la anti corrupción hábilmente el PAN se apoderó de él y capitalizó la indignación nacional contra este mal nacional que impera desde la Ciudad de México y se expande como una Tsunami a todos los gobiernos locales. El inepto secretario tampoco previó medidas para contener la caída libre del PRI, que fue derrotado este 2016, al perder estados claves. Al menos Manlio Fabio Beltrones renunció de inmediato, dandole un buen ejemplo al Secretario de Gobernación.
Es de suponer que si no renuncia, y no es despedido o procesado penalmente, al menos debiera aprender de los golpes sufridos desde 2014, pero no, sigue actuando con torpeza creciente. En este 2016 ha participado en los temas de educación pública, en lo relacionado con las protestas de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, se ha reunido con el actual Secretario de Educación, Aurelio Nuño. Para desgracia de la república el uno imberbe y el otro inepto.

Finalmente sucedió lo que previsiblemente sucedería en esa alianza a contra natura, entre el sucesor balín de José Vasconcelos y el amigo del Presidente Peña Nieto, y todo se fue al carajo. El domingo 19 de junio la policía federal, instigada ahora sí por el “valiente” Osorio Chong (Que estaba en la ciudad de México) atacó un retén colocado por los maestros partidarios de la CNTE en las proximidades de un pueblo llamado Nochixtlan, los profesores huyeron hacia el pueblo perseguidos por el brioso contingente policiaco, lo que ocurrió en las siguientes horas fue una matanza sin razón alguna, pues los maestros ya habían sido desalojados del retén. El saldo fueron nueve muertos y al menos una veintena de heridos.
El gobierno central instruyó una comisión para que acudiera a Nochixtlan y los vecinos indignados no la dejaron ingresar, por algo sería. Por su parte Osorio Chong dio un plazo a los profesores de la CNTE y cumplido el mismo, amenazó a los maestros para que se atuvieran a las consecuencias. Creo que esto simplemente raya en lo ridículo, pero de un poderoso funcionario, descerebrado y acobardado cualquier cosa puede esperarse. 
Este nuevo acto criminal, se suma a los actos lamentables del gobierno de Enrique Peña Nieto que sigue bajo el hechizo del secretario menos apto y más consentido de toda la historia de México. A diferencia de los anteriores secretarios de gobernación, merecedores de los calificativos referidos en el primer párrafo, al menos ellos no fueron  ineptos, torpes e inútiles como el calamitoso Miguel Ángel Osorio Chong.

Por Antonio Limón López.
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.