Bienvenido. Eres el visitante No.

Alianzas naturales.


Debemos a Fernando Gómez Mont la frase “Alianzas contra natura” que acuñó para descalificar a las alianzas entre partidos políticos de signo ideológico contrario. Por aquel aquel entonces el PAN, o mejor dicho quien en esa époco era su dueño, Felipe Calderón Hinojosa,  y el PRD de Marcelo Ebrard exploraban la posibilidad de armar una alianza contra el PRI en el Estado de México. Aquello no prosperó, Andrés Manuel López Obrador le hizo el feo al PAN, obligó a Marcelo Ebrard a desdecirse y el partido albiazul se quedó como novia de rancho, toda vestida y alborotada, y esto a pesar de que, con dinero del pueblo, se escenificó una farsa de consulta estatal que no sirvió absolutamente para nada, pues el PAN y el PRD se fueron cada uno por caminos distintos.
Para Gómez Mont la alianza del PAN y del PRD era a anti natural, pues este partido desde el primer día de su nacimiento, se empeñó con todas sus fuerzas, en desprestigiar al PAN, en hacerlo aparecer como un monigote del PRI, como su imitador, como el PRIAN, o como un instrumento de una elite antidemocrática opuesta históricamente al pueblo de México, como a un grupo de ladrones que se robaron la elección del 2006 y que la de 1988 la vendieron cual judas a cambio de una relación “especial” con Carlos Salinas de Gortari, y que ahora dizque “solo para ganarle al PRI”, el PRD con una ideología dizque de izquierda por ser dizque heredero del extinto y bien muerto Partido Comunista Mexicano, el cual fue marxista leninista, y cuya estirpe es antipanista de cepa se aliaría con el PAN! o sea con la supuesta quintaesencia de todo lo detestado ¿Acaso para un perredista el PAN no es el partido de los herederos de Maximiliano, el partido de los traidores a México, de los banqueros, el partido de los explotadores? ¿Acaso para un panista el PRD no es una banda de gesticuladores, de "mosquitas muertas", de falsarios, de ignorantes, de los peores priistas que se inflaron con el poder y la riqueza en la época dorada del PRI, donde saboteaban a la democracia, oponiéndose a ella, practicando el fraude electoral como esbirros, acaso no se ufanaban de socilístas mientras acumulaban chambas, huesos y oro del pueblo, acaso no odiaban y despreciaban las convicciones éticas y religiosas del pueblo de México?
Para Gómez Mont al menos el PRI no tenía ninguna ideología, pero el PRD era la encarnación del anti panismo más radical y al revés, mientras que para los perredistas el PRI era el partido de los hermanos separados por cosas de la lucha por el poder, los panistas eramos sus verdaderos enemigos ideológicos, los representantes del capital, del imperialismo yanqui, de los explotadores, de los curas. Era obvio que para Gómez Mont que nació en el PAN y que en él vive y vivió toda su vida, esa alianza era "contra natura", una contrahechura, una aberración, un esperpento, un monstruo, un alienígena (de los malos y feos), un bodrio y un asco, por decir lo menos.
Pero en 2013, después de la derrota tanto del PRD como del PAN, los enemigos políticos se fundieron en un abrazo aliancista, como si fueran verduleras los dirigentes nacionales desde la ciudad de México se repartieron candidaturas, y a sus testaferros en los estados les dijeron “firma aquí” y los papanatas firmaron sin leer, para eso son simples lacayos, la ideología y los principios no les importaron, porque a ningún dirigente estatal le importan esos lastres, lo que importa es arrastrase hasta la indignidad y hacer méritos ante sus patrones del Distrito Federal.
Ahora, después de 24 años de haberse arrojado con todas las ofensas posibles el uno al otro,  resulta que la alianza PAN y PRD no es anti natural, como tampoco lo es la del PRI con el PT, tampoco es antinatural que el MC sea un apéndice del PRI en Baja California. Tampoco debemos sorprendernos si en cinco años el PAN va en alianza con el PRI contra el PRD o al revés, que el PRD vaya en alianza con el PRI contra el PAN, no, nadie deberá sorprenderse, ni siquiera el puntilloso Fernando Gómez Mont.
Es natural que el PAN, el PRI y el PRD hagan entre ellos las alianzas que quieran y donde quieran, porque es falso que tengan diferencias ideológicas o morales entre ellos, lo cierto es que carecen de ideología política alguna. Los principios políticos que presumen en sus estatutos son las máscaras del único partido que existe en México, que es el de la anti democracia, el de los dedazos, el de las imposiciones, el de los centralistas, el de los amiguitos, el de las encuestas, el de los amorales, de los indignos, de los fariseos y de los farsantes. Por eso las alianzas ente ellos son perfectamente naturales.
Estas facciones, ahora dizque partidos, ni siquiera ofrecen gobernar diferente, todos ofrecen gobernar honestamente, pero en cuanto toman el poder gobiernan como  ratas. Dicen que gobernarán para mi bienestar, pero solo gobiernan para el bienestar suyo y de los pandilleros que los acompañan. Dicen que gobernarán con los mejores hombres y mujeres, pero estos son una sola galería de babeantes imbéciles, la mayoría intercambiables y de usos múltiples pues cuando alguno no es senador, es secretario de estado o carga chamarras. Son perfectos "milusos" a precio de oro. 
Y es esta estirpe de sanguijuelas con distintos logos partidistas la que nos gobierna en alianza desde hace años. Por desgracia estas lacras no vienen del espacio como una plaga galáctica, ni del infierno como cónsules y embajadores del inframundo, sino que provienen de aquí mismo, de entre nosotros, ellos son lo que nosotros somos y obvio, no son mejores ni peores. Así que veamos el lado positivo de esta alianza: Peña Nieto es Gustavo Madero, los chuchos, Bejarano, Josefina Vázquez, Kiko Vega, Fernando Castro Trenti, Yunes, Manuel Espino y Andrés Manuel López Obrador, son todos uno, todos son el mismo y también con él somos tú y yo. ¿Qué mejor alianza que con nosotros mismos? ¿Cómo la ves desde ahí Fernando?

There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.