Bienvenido. Eres el visitante No.

LA PRIMERA BURRADA DE ENRIQUE PEÑA NIETO



El mismo día primero de diciembre del 2012, apenas a unas horas de que asumiera la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto intentó sorprender a los mexicanos con 13 propuestas de ejecución inmediata, creo que quiso con ellas reflejar su carácter personal y la solidez técnica de los colaboradores de su gobierno.

En este espacio solo abordaré, de momento, la propuesta que enumeró el mexiquense en tercer lugar de su listado de intenciones de gobierno y que consiste en “presentar(é) al honorable Congreso de la Unión una iniciativa a efecto de que permita contar “con un solo” Código Penal y “otro” de Procedimientos Penales, “únicos y de aplicación nacional”, con lo cual se debe entender que la reforma abolirá todos los códigos penales, tanto sustantivos como los adjetivos de los estados de la República y del Distrito Federal.
No solo eso, la “brillante” idea del equipo de colaboradores del nuevo Presidente de la República también implica que se suprimirán los delitos "especiales" o tipificados en otras leyes federales que no sean el Código Penal Federal, lo cual es una abominable atrocidad, una estupidez extrema, pues existen al menos 41 leyes federales que contienen, diversos tipos de delitos especializados a sus materias. Y para probarlo, me permito enumerar las siguientes leyes federales, que contienen diversos delitos que deberán ser derogados e insertados en el Código Penal Federal "único" en toda la República, creando un cuerpo confuso y mórbido de imposible comprensión:              
1.-Código Civil Federal; 2.-Código de Justicia Militar; 3.-Código Federal de Procedimientos Penales; 4.- Código Fiscal de la Federación; 5.- Ley de Ahorro y Crédito Popular; 6.- Ley de Amparo, reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 7.- Ley de Concursos Mercantiles; 8.-Ley de Instituciones de Crédito; 9.- Ley de la Propiedad Industrial; 10.- Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro; 11.- Ley de Migración; 12.-Ley de Sociedades de Inversión; 13.- Ley de Uniones de Crédito; 14.- Ley de Vías Generales de Comunicación; 15.- Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores; 16.- Ley del Mercado de Valores; 17.- Ley del Seguro Social; 18.- Ley Federal contra la Delincuencia Organizada; 19.-Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos; 20.- Ley Federal de Instituciones de Fianzas; 21.- Ley Federal de Juegos y Sorteos; 22.- Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares; 23.- Ley Federal de Radio y Televisión; 24.- Ley Federal de Sanidad Animal; 25.- Ley Federal de Sanidad Vegetal; 26.- Ley Federal del Trabajo; 27.- Ley Federal para el Control de Sustancias Químicas Susceptibles de Desvío para la Fabricación de Armas Químicas; 28.- Ley Federal para Prevenir y Sancionar la Tortura; 29.- Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos; 30.- Ley General de Bienes Nacionales; 31.- Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros        ; 32.- Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito; 33.- Ley General de Población: 34.- Ley General de Salud; 35.- Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito; 36.- Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública; 37.- Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en materia de Secuestro, reglamentaria de la fracción XXI del artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 38.- Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas; 39.- Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo; 40.- Ley que declara Reservas Mineras Nacionales los Yacimientos de Uranio, Torio y las demás Substancias de las cuales se obtengan Isotopos Hendibles que puedan Producir Energía Nuclear; y, 41.- Ley sobre Delitos de Imprenta.
En realidad la propuesta de nuestro flamante presidente C. Enrique Peña Nieto demuestra que alguno de sus colaboradores lo “chamaqueó”, pues es inimaginable el mamotreto que tendría que hacerse para lograr la finalidad de tener un “Código Penal” “único y de aplicación nacional”, es increíble el tamaño de semejante estupidez. Es imposible evitar que exista la necesidad de tipificar delitos “especiales” en las leyes que regulan ciertas actividades del comercio, de las concesiones, de los permisos, del usos de bienes nacionales, de la practica bancarias y financieras, así como en materia de substancias peligrosas, es imposible que todas las conductas ilícitas se tipifiquen en un sólo código y suponiendo que se intentara semejante engendro, la resultante sería un articulado menos claro y menos practico para su comprensión y aplicación que el actual.
Espero que baste lo anterior para que se perciva la ligereza y poco seso del nuevo presidente y de su equipo de “expertos” colaboradores, lo cual nos hace adivinar las muchas horas de entretenimiento que nos dará nuestro máximo líder nacional convertido en cómico involuntario, pero por desgracia, también es perfectamente claro que la propuesta del presidente, tiene la aviesa finalidad de exterminar la soberanía de los estados de la república en materia penal, es decir que al igual que su predecesor, quién al menos era un abogado diestro, intentará continuar con el centralismo mexicano y seguirá adelante con la feroz campaña anti federalista del michoacano, a efecto de convertir a los estados en simples delegaciones de lacayos al servicio del omnipotente centralismo presidencial. En eso consiste realmente el Código Penal Federal "único", en que los expertos del Distrito Federal nos digan a los estados lo que debemos penalizar y como penalizarlo
Por desgracia los únicos capaces de oponerse a este tipo de propuestas rebuznantes eramos los panistas, pero después de doce años rebuznando bajo la batuta de Felipe Calderón y de Vicente Fox, acabaron con nuestra capacidad crítica y hasta con nuestro sentido común, por lo que ante la inminencia de otra edad obscura para México, al menos debemos conformarnos con el enorme beneficio de reírnos de tanta pretensión, ligereza y estupidez.

Por Antonio Limón López 
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.