Bienvenido. Eres el visitante No.

JOSE FRANCISCO BLAKE MORA, EL "BLEIC".

Apenas pasadas las elecciones locales del 2010, los panistas de Baja California pedían el despido fulminante del Secretario General de Gobierno José Francisco Blake “bleic” Mora, acusándolo de presionar a los panistas con la nómina, amenazándolos con despidos fulminantes en caso de perder la elección, le atribuían haber impuesto a todos los candidatos perdedores, entre estos a Carlitos Torres, el otro gran amigo de Felipe Calderón en Baja California, de imponer en Playas de Rosarito a Raúl Leggs, uno de los candidatos más sangrones de todos los tiempos, solo igualado por otro hígado, el candidato de Mexicali Raúl López Moreno. Al calor de la derrota César Nava lo llamó por teléfono, quiso regañarlo pero Blake contestó diciendo “soy funcionario del gobierno de Baja California y no del partido, esa no es mi responsabilidad, pero se lo haré saber al Gobernador para que me despida..” así le reviró sin respeto ni pleitesía, para finalizar Blake le mandó sus respetuosos saludos a Patilú. 

En la estrepitosa derrota del PAN de Baja California acusaron a Blake de intervencionista dentro del albiazul, los diarios y semanarios políticos lo señalaron como el gran perdedor, el artífice de la derrota, pues si bien no existe conexión legal, ni formal entre la "selección de candidatos" azules y la Secretaría General del Estado entonces a cargo de nuestro héroe, lo cierto es que fue José Francisco Blake quién irrumpió dentro del PAN bajacaliforniano y después de una fulminante cirugía mayor, en que decapitó a los grupos panistas hostiles a sus imposiciones, esterilizó a los inconformes, reacomodó chambas y comprometió a los que debía comprometer, las elecciones internas resultaron al 100% conforme a lo planeado y por tan rutilante “éxito”, también se le atribuyó en esa misma proporción, el estrepitoso fracaso electoral del 4 de julio.


Apenas era un muchacho, estaba por ingresar a la escuela de Derecho de la UABC en Tijuana, su familia estaba feliz  pues sería el primer profesionista, todos eran emigrados y algunos “ciudadanos”, como gustan autodenominarse los nacidos en Estados Unidos de América, eran trabajadores manuales, personas modestas pero laboriosas y dignas, vivían en México por puro patriotismo, todos eran simpatizantes y militantes panistas, su papá era jardinero y tenía su propia empresa en San Diego, su oficina era su "pick up" y su escritorio era una cortadora de césped; Entonces era normal ver a los “blake” en mítines y manifestaciones, Don Francisco (papá del pepe) siempre compraba boletos para las mil rifas del partido, creo que era uno de los grandes empresarios del PAN, entre otros pequeños comerciantes de refacciones, algunos contadores y dos o tres abogados. El Sr. Blake me relató que había estado en Europa en unos cursos, pues en alguna época trabajó para una empresa que vendía loseta italiana, gustaba de contar sus anécdotas del 68 (del 68 panista) y que desde entonces en su casa, su “humilde casa” se desayunaba, se comía y se cenaba política -sin ninguna ironía- este hombre, en toda la extensión de la palabra, se encuentra a la derecha del Padre.


Una anécdota curiosa de los blake, padre e hijo, es que estuvieron cuando Miguel de la Madrid fue a Baja California a despedirse como presidente, fue interceptado por los jóvenes panistas que acusaron a ese presidente de ser el mayor mapache político de la historia, por ahí deben andar las fotografías del “Pepe Blake” sosteniendo una pancarta que decía “Sacaremos a este buey” Miguel de la Madrid fue apropiadamente insultado y vituperado en el CECUT, sus lambiscones beneficiarios lo querían canonizar como a un promotor de la cultura y no como el vil mapache y rata que fue, después del trato que recibió juró no regresar a Tijuana y cumplió su promesa. Por entonces ya se veía venir la derrota del PRI, esperaban los enemigos de la Democracia que el enésimo fraude patriótico, permitiera al PRI seguir dominando el escenario local, por su parte la generación de Blake era la generación política del futuro que es nuestro hoy, pero en realidad nadie esperaba que las cosas ocurrieran como han venido dándose.


El "bleic" pegó cartulinas durante las elecciones federales de 1988 y defendió casillas en 1989, esta última elección fue en la que ganó Ernesto “calamidad” Ruffo Appel, el primer gobernador panista y Carlos Montejo, el primer alcalde de esa misma filiación en Tijuana, quién gustaba ponerse chamarras que decían “En Baja California somos salinistas”. No fue culpa del Pepe que a este par le correspondiera la gran tarea de dar los primeros pasos en los gobiernos panistas y tampoco fue culpa de ellos que fueran, por decirlo de una manera amable, un par de analfabetos políticos, pero como decía el Maquío “con esos bueyes hay que arar” y bueno, también hay que decirlo.. que con relación a lo que fueron los gobernantes priistas de Baja California, tanto Ruffo como Montejo parecían una fronda de sabiduría y prudencia política inmarcesible.           
El primer grupo al que perteneció el Pepe dentro del PAN fue al de Héctor Guillermo Osuna Jaime, quien fue diputado de 1989 a 1992 y alcalde de 1992 hasta 1995, su último puesto fue el de Presidente de la COFETEL y quién viene por la gubernatura que se disputará en 2013,  este grupo se denomina como “los rojos” en contraposición a “los azules” capitaneados por el “Chuy González”, fue en este grupo que Blake empezó haciendo sus pininos como “maquiavelo” panista  -cabe decir que Felipe Calderón considera a Osuna Jaime como uno de sus adversarios pues le exigió que renunciara a la Cofetel en 2006 y Osuna lo mandó por un tubo, para colmo le renunció antes de tiempo y sin consultarle- pero volviendo a Blake, este fue regidor en el XV Ayuntamiento de Tijuana, siendo presidente Municipal José Guadalupe Osuna MIllan -otro rojo- quien gracias a una astuta negociación con el grupo de los "quicos" obtuvo los votos necesarios para ganar la candidatura en la convención panista.


Después fue Diputado federal en la LVIII Legislatura del Congreso, entre el 2000 y el 2003, su función fundamental fue la de dirigir la comisión del Congreso tendiente a desaforar a los corruptos dirigentes de Sindicato de Pemex, Ricardo Aldana Prieto y Carlos Romero Deschamps, cosa que no logró debido a que fue traicionado por las negociaciones de la dirigencia nacional del PAN con los priistas, el diputado Alejandro Zapata Perogordo directamente boicoteó el proceso acusatorio, fue en esta época que el Pepe estableció profundos nexos afectivos y políticos con otro diputado federal, venido a menos en esa época, un panista radical, un pura sangre y de hueso azul: Felipe Calderón Hinojosa.


Ahora las biografías oficiales dan cuenta de que es egresado del ITAM, cosa que es tan falsa como un billete de tres pesos, pero disfrutó la Ciudad de México y con su amigo Felipe buscaron adivinar su futuro político leyéndolo en los fondos de las botellas de ambarino néctar, pero no encontraron nada prometedor y así, cuando volvió a Baja California despachaba en la cafetería del Sanborn’s de la Zona del Río mientras organizaba su candidatura a diputado, la que ganó en la misma elección en que Jorge Hank Rhon nos venció a los panistas de Tijuana. En el congreso se hundió en la reforma penal, esa, la de los juicios orales y otra serie de embutes y trampas, por lo que dejó una herencia legislativa que es la peor pesadilla del Estado.


Pero de la nada, Felipe fue lanzado por el entonces gobernador Francisco Ramírez Acuña como candidato a presidente de la República, por ese entonces el PAN todavía era una institución política  mayormente democrática y gracias a esa democracia interna, sus amigos entre ellos José Francisco Blake Mora y José Guadalupe Osuna Millan entre otros, empezaron la campaña interna en un tejaban a punto de caerse, el contendiente era el favorito de Vicente Fox, el entonces Secretario de Gobernación Santiago Creel y bueno, lo demás es historia conocida.
Así pues la pregunta que surgió fue ¿por qué? ¿Por qué Felipe Calderón, en el cuarto año de su gobierno, nombró a José Francisco Blake Mora, Secretario General del Gobierno de Baja California, estado en que el PAN fue barrido por el PRI como no ocurría desde 1986? ¿Por qué despidió a Fernando Gómez Mont quien al menos es un personaje nacional? Bueno la respuesta es sencilla, la misión que debía cumplir José Francisco Blake Mora, también conocido como “El bleic” o el "Pepe" por nosotros, sus amigos, era la de “operar” al interior del PAN  a efecto de que el Sr. Felipe de Jesús Calderón Hinojosa designara a su sucesor mediante un descarado dedazo sin que el PAN se opusiera y sin que pudiera surgir de la nada otro “Felipe” que le ganara la candidatura al favorito del presidente.



La misión del  Secretario de gobernación era la de aborregar al PAN, arrodillar a los panistas y para eso Felipe Calderón necesitaba a un camarada de su plena y absoluta confianza y experto en la inducción de candidatos anti democráticos, alguien que fuera más amigo de Felipe que amigo del agonizante ideal democrático panista. A fin de cuentas la Secretaría de Gobernación no sirve para nada, que no sea para arreglar casinos y para representar al presidente en aquello que, por estrategia o por pudor no se atreve a negociar o ejecutar directamente y por último, Felipe Calderón justificó su designación diciendo que era un experto en la lucha contra la delincuencia organizada, peo eso fue un cuento para el consumo de los incautos o de los despistados y una falta de respeto a la inteligencia.



Contra lo que parecería a primera vista, la pasión del Pepe no era la política, sino la pesca, en Mexicali corría la versión de que pescaba en el Río Hardy y que sus colaboradores mas cercanos y agradecidos se sumergían en las turbias aguas del río mexicalense y desde el pantanoso fondo del río le lanzaban peces de todo tipo a la lancha del Pepe, para que su jefe se sintiera feliz por las piezas capturadas. En fin, algunas personas pueden ser leales a sí mismas toda la vida, no es el caso de nuestro personaje, al Pepe lo perdió el éxito inesperado, la veleidosa fortuna, su buena estrella y por desgracia el José Francisco Blake Mora murió el 11 de noviembre de 2011 ya sin ser aquel joven idealista de 1989, en este caso fue por un revés caprichoso de la fortuna que siempre lo acompañó.

Por Antonio Limón López.

There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.