Bienvenido. Eres el visitante No.

KIKO VEGA NO SE DOBLA, SE RAJA.


A principios de enero todo México reaccionó indignado, la razón fue el “Gasolinazo” y la displicencia con la que el Presidente Enrique Peña Nieto anunció la medida, ya que la presentó como un asunto secundario al nombramiento de Luís Videgaray como Secretario de Relaciones Exteriores, no se imaginó el presidente el nivel del enojo de los mexicanos ante su superficialidad, y después la indignación se desbordó ante aquel oprobioso discurso del y “¿Usted que habría hecho?.
Los mexicanos ya están hartos de la ratería en el gobierno, a través de los partidos políticos, de los concesionarios de servicios y bienes públicos, hartos del derroche faustoso de los políticos mexicanos, de lo voraz de los empresarios mexicanos adictos al gobierno, a los contratistas de obra pública, a los proveedores rateros de los gobiernos, y no quieren seguir mantenimiento a cuerpos colegiados de pillos, sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Senado, la Cámara de Diputados, los Cabildos, los medios de comunicación, las grandes televisoras, los diarios nacionales, los bancos, y tampoco a los especuladores de nuestra moneda. Hemos soportado todo y ellos han hecho de todo para humillarnos y robarnos, porque para ellos todos está permitido y no existe limite.
Pero en Baja California sucedió algo adicional, el Gobernador Francisco Vega de la Madrid presentó en el Congreso de Baja California (en que su grupo tiene mayoría absoluta), una nueva Ley del Agua, que fue aprobada en tiempo “record”, y que fue sometida al Pleno en ausencia de los restantes diputados, cosa que ocurrió a media noche. 
Esto cuando se supo, se sumó a la indignación acumulada por el “Gasolinazo” y se catapultó cuando se conoció que la nueva ley establecía en ella tarifas de asalto en despoblado, y otorgaba al organismo la facultad de privatizar prácticamente cualquier área de ese servicio público.
La indignación fue mayúscula al ser reconocido el gusto incontrolable del gobernador por los bienes públicos en su proceso a convertirse en sus negocios personales, y por las filtraciones de malos manejos en las comisiones estatales de servicios públicos, donde se realizan licitaciones dirigidas en favor de empresarios testaferros del gobernador, como lo son los hermanos Fernando y Castulo Beltrán Rendón, ambos con un historial en los negocios con el Gobernador Kiko Vega, desde el primer año en que se recolectaron mas de ciento veinte millones de pesos para el hospital CRIT de Tijuana.
Los Beltrán Leyva son piezas claves e indispensables para ganar cualquier licitación en los organismo del agua en el Estado, de manera que en prácticamente todas las licitaciones de mas de dos o tres millones de pesos, intervienen para llevarse una tajada compartida con "la superioridad".
Además uno de los regidores del nuevo ayuntamiento panista de Tijuana, Luis Torres Santillán de 37 años, se encuentra siendo procesado en San Diego California, por Lavado de dinero, pues durante la campaña compró millones dólares en compañía de otros panistas tijuanenses, que depositó en cuentas a su nombre, sin que pueda justificar la fuente de esas enormes sumas. 
Ahora sabemos que Luís Torres es amigo, socio y apoderado legal de Fernando Beltrán Rendón, compadre del Gobernador Vega, y camarada político del alcalde Juan Manuel Gastelúm. 
Lo anterior aunado a que el gobierno del Estado orquestó una amplia campaña contra la directora del Semanario Zeta, la respetada periodista Adela Navarro Bello, y contra periodistas de la talla de Dora Elena Cortes y Antonio Heras a quien incluso le armaron en la procuraduría de justicia estatal una oprobiosa acusación penal. Todo esto urdido por el funcionario del área de comunicación Jorge Alberto Cornejo Manzo, quien ante la indignación y los señalamientos, fue obligado a renunciar.
Debo decir, que desde 1989 el Semanario Zeta adoptó una postura de apoyo a los gobiernos panistas, practicamente renunció a su liderazgo político, en aras de darle una oportunidad a los gobiernos supuestamente democráticos que sin embargo, probaron ser una cueva de ladrones, incluso Eugenio Elorduy para proteger a una empresa extranjera, Sempra, en un litigio, expropió miles de hectáreas que fueron indemnizadas con miles de millones de pesos, y que les fueron restituidas a los expropiados no obstante el multimillonario despilfarro.
Sin embargo, nadie se atrevió a hostilizar al Zeta, hasta que llegó Kiko Vega, y con osadía sin par, acosó a los medios, utilizó intermediarios para lavar dinero en su favor, convirtió los organismos del agua en maquinas de hacer dinero para sus fines personales, apropiándose de todas las licitaciones, y finalmente ante las criticas inevitables, optó por tomar revancha bandolera.
Así, la indignación nacional se multiplicó a la enésima potencia en este Estado, ante un periodismo herido, pero honesto que presentó hechos para que la sociedad juzgara, y así Baja California se convirtió en el mismo volcán de 1989, pero ahora los malos son los panistas, las lacras eran y son azules.
Esto no conmovió a Kiko, que seguía insistiendo en su negocio del agua, con empresarios testaferros para apoderarse de una vez para siempre de esos organismos. Sin embargo, las acciones crecientes de la sociedad, en actos de oposición y dignidad, resultaron insoportables para el gobierno federal, que intervino y amenazó a Kiko con auditar cada centavo que le fue proporcionado, y cada licitación pública con ese dinero, y entonces Kiko Vega se derrumbó, se le fue el valor al suelo y presentó a regañadientes una iniciativa para revocar su entuerto.
Es una tristeza que el PAN termine como una partida criminal en el Estado que se abrió a él desde los años sesenta, que llevó al primer gobernador de oposición y que despertó tanta esperanza, y ahora tanta desilusión e indignación. Tantos perseguidos, tanta injusticia soportada, para terminar siendo exactamente aquello contra lo que otros lucharon, y que por fortuna no vieron la estulticia azul en Baja California, .... afortunados ellos.

Por Antonio Limón López
Seamos amigos en Facebook 
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.