Bienvenido. Eres el visitante No.

El verdadero discurso de Enrique Peña Nieto

El cinco de enero de este 2017, el Presidente Enrique Peña Nieto por segunda ocasión en este año,  formuló el saludo tradicional de año nuevo, y acto seguido y también por segunda ocasión en este mismo año, intentó justificar el incremento en el costo de las gasolinas, la explicación consistió en colocar en un lado de la balanza el precio de la gasolina y en el otro, una serie de servicios públicos para los más necesitados, argumentado que estos solo serían posibles pagando el nuevo precio.
La explicación no contuvo la irritación nacional que se expresó violentamente en las calles, pues para todos es un hecho que el nuevo precio de las gasolinas no es para el beneficio de los mas pobres, sino para el beneficio de la casta privilegiada.
Si bien el discurso en su parte central expresó solidaridad con los pobres, el pueblo en realidad lo escuchó de otra manera. A continuación reproduzco el verdadero discurso del Presidente Enrique Peña Nieto 


Es un gusto saludarlos al iniciar 2017 ...
Este será un año de importantes retos ..se que hay mucha molestia ...
Por eso, hoy quiero ofrecerles una amplia explicación sobre este tema ...
En primer lugar ...
¿Por qué subió entonces el precio de la gasolina?
(Aquí recita los típicos "factores externos", y se sigue..)
Tratar de mantener el precio artificial de las gasolinas nos hubiera obligado a recortar el gasto a partidos políticos y a sus dirigentes, a suspender la pensión de nuestros ex presidentes, afectando incluso la mía que recibiré en su momento, subir impuestos o a incrementar la deuda del país, poniendo en riesgo la estabilidad política actual.
De hecho, mantener un precio artificial de la gasolina en 2017 –como el que teníamos en diciembre–, habría significado un gasto adicional de más de 200 mil MDP.
Este monto equivale a:
  • Dejar de pagar por un año a regidores, a diputados locales y federales, y a los Senadores sus sueldos y prestaciones.
  • Dejar de pagar a partidos políticos y al INE sus presupuestos para mantenimiento de sus partidos y el de sus parásitos;
  • Suspender por un año el gasto público en materia de publicidad del Presidente, gobernadores y de los alcaldes;

Aquí les pregunto: 
Además, mantener precios artificiales de la gasolina significaría quitarles recursos a los políticos mexicanos, a sus socios empresariales, y sobre todo a los contratistas de obra pública que honestamente se "mochan" con abundancia.
A pesar de esta explicación… sé que el hecho de que las gasolinas se ajusten a su precio internacional… es un cambio difícil, por fortuna no para nosotros.
Pero como Presidente… mi responsabilidad es justamente tomar decisiones difíciles para el pueblo en el presente, para evitar afectaciones mayores al patrimonio de los políticos en el futuro.
Si no cuidáramos la estabilidad de nuestra economía, ¿qué pasaría?
  • Habría regidores, diputados y senadores que perderían su trabajo;
  • Jóvenes que hoy se están graduando, no encontrarían trabajo cargando banderolas en las campañas, pintando bardas o gritando consignas;
  • Las parejas de políticos que acaban de comprar una casa en Estados Unidos o en Europa, verían más difícil completar sus pagos;
  • Y los políticos verían que su gasto ya no les alcanza ni para sostener a su segundo frente, pues subirían todos los precios.

Eso es lo que pasa cuando un país pierde su estabilidad económica: los políticos, empresarios cómplices y gobernantes, acaban siendo profundamente afectados.
Y para evitarlo, es que hoy el Gobierno está tomando decisiones difíciles.
Para proteger a la clase política y evitar que el aumento en el precio de las gasolinas sea pretexto para incrementos injustificados, he dado indicaciones a las dependencias de gobierno, para que mantengan una permanente vigilancia para coadyuvar para que se realicen los abusos necesarios.
Además, el Gobierno de la República está dialogando con los sectores productivos, para diseñar un paquete de medidas que apoye la economía de las familias gobernantes, fomente la corrupción, aumente los porcentajes en las "mochadas" y promueva la farsa nacional.
El otro reto que deberemos enfrentar en 2017, es el de construir una relación positiva con el nuevo gobierno de los Estados Unidos, ante el cual estaremos de rodillas para lo que se le ofrezca.
Refrendaremos los sentimientos de servidumbre del pueblo de México .., y trabajaremos con toda decisión para mantener a parásitos y a familiares...
México sabrá defender y asegurar el nulo respeto, y el desprecio internacional que se ha ganado en el mundo gracias a su clase política y empresarial.
Para hacerlo, nuestro gobierno cuenta con su inquebrantable indignidad, con la fuerza de su falseada historia, y, hoy como siempre, con la tolerancia del pueblo en favor de su gobierno sin importar lo ratero que sea.
La unidad es el valor hitleriano, que ha permitido a México entregarse a cualquier pillo o a cualquier nación extranjera con bolsas para sobornar autoridades, y afrontar, fracasando y fracasando los mayores desafíos de nuestra historia.
La unidad nacional es la demagogia de cada día.
La unidad está hecha... para mantener a la pandilla de rateros que gobernamos este país, cosa que hacemos con nuestro esfuerzo generoso por incrementar nuestras fortunas, "casas blancas", "moches", propiedades mal habidas, y engrosar nuestras cuentas bancarias en paraísos fiscales al rededor del mundo. 
Para mantener y desplegar nuestra prosperidad a cambio de robar a un pueblo sometido, engañado y pisoteados en todo momento, y en especial en los momentos difíciles.
Tengo plena confianza en que, inspirados en nuestra clase política, y en este discurso, México y los mexicanos seguirán siendo engañados y obligados a atragantarse su indignación.
Con esa confianza, trabajaré para que cada hogar y cada familia mexicana, tenga un 2017 al menos tan miserable como los de siempre, o incluso peor. 

Muchas Gracias.


Corregido por:

Antonio Limón López.
Sígueme en Twitter 
Se mi amigo en Facebook 
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.