Bienvenido. Eres el visitante No.

HÉROES Y FARSANTES.

Mi indignación solo se compara en magnitud al sentimiento de impotencia que despierta en mi ánimo la muerte de la doctora María del Rosario Fuentes Rubio, quien debido a su filantropía verdadera, decidió unirse a la lucha contra la delincuencia organizada que abate a Tamaulipas. 
En ese adolorido estado del noreste de México, la delincuencia organizada ha prosperado ante las acobardadas autoridades federales, estatales y municipales, que por simple miedo o por haber sido debidamente aceitadas, cumplen la función de aparentar luchar contra las organizaciones criminales, cuando en realidad la dejan pasar y prosperar. 
De manera increíble desde Twitter los mafiosos enfrentan a la única oposición firme y decidida, que se gesta en la región desde la cuenta @ValorTamaulipas, que optó por denunciar momento a momento las actividades de los carteles. 
@ValorTamaulipas ha puesto en jaque las operaciones de los delincuentes al denunciar las balaceras cuando y donde están ocurriendo, los vehículos que transportan sicarios a través de las ciudades de la región, al revelar los puntos de observación y la presencia de los halcones, al dar a conocer los nombres de colaboradores de los delincuentes y hacerlo esto de manera implacable todos los días y minuto a minuto. 
@ValorTamaulipas es obviamente acosada por todo tipo de tácticas de los criminales, en especial con mensajes de desaliento: “no lo hagan, no se metan, ponen en peligro su vida y la de su familia” desde una cuenta clón que trata de demeritar sus denuncias y que es la de @ValorXTamulipas. No faltan las amenazas de muerte, al extremo de que los delincuentes ofrecen una recompensa por quienes den datos para identificar a los héroes de @ValorTamaulipas.
Precisamente, en febrero los criminales ofrecieron dinero a cambio de identificar a los colaboradores de Valor por Tamaulipas y contra la recompensa, desde su página de Facebook, nuestros héroes contestaron así: 
“Ustedes criminales son los que están equivocados. En nuestro estado, tanto Zetas como CDGs creen que el orden natural de las cosas es que esos grupos delictivos nos gobiernen, creen que es correcto que ellos controlen a la autoridad y que la justicia que haya en nuestro estado sea la que ellos profesan. Creen que todos los ciudadanos nos tenemos que rendir ante ustedes, y eso no es así. NO todos nos rendiremos ante ustedes… En nuestro estado son incontables los casos de quienes se han resistido a ustedes, en la mayoría de los casos los buenos son los que terminan perdiendo, pero por lo menos esa gente tiene más dignidad que aquellos que deciden agachar la cabeza y aceptar la tiranía y el esclavismo a que nos tienen sometidos”. 
El 15 de octubre la doctora María del Rosario Fuentes Rubio, después de reunirse con un funcionario del flamante organismo federal: Instituto Nacional Electoral, fue secuestrada y al día siguiente, su sagrado cuerpo fue encontrado sin vida. ¿Cómo la localizaron?
Los criminales antes de asesinarla, le quitaron su celular, y con él le tomaron una fotografía para el "antes" y después de asesinarla otra fotografía con la frase “#REYNOSAFOLLOW CIERREN SUS CUENTAS NO ARRIESGUEN A SUS FAMILIAS COMO LO HICE YO, LES PIDO PERDON" y las enviaron cuidadosamente ensambladas desde la propia cuenta personal de Twitter de la doctora: @Miut3. (El autor es alguien con preparación universitaria, un comunicologo tal vez, muy joven, ya que utiliza mayúsculas por temor a cometer errores ortográficos).
El abominable crimen casi pasa desapercibido para el centralismo chilangocrático. Quienes debieran de estar indignados están cuidando su chamba, empezando por el inútil Procurador General de la República Jesús Murillo Karam, pues no ha movido un dedo para aclararlo, no obstante que el asesinato fue cometido por criminales de la delincuencia organizada, utilizando armas de fuego de uso exclusivo del ejército y contra una periodista, por si fuera poco, utilizaron las telecomunicaciones federales para desde ellas sembrar el pánico entre la población, divulgando el crimen, sus imágenes e incitando al terror. Y todo para salir con la cantaleta "Es competencia de las ineptas autoridades del estado de Tamaulipas y no de nosotros, que solo somos competentes para cobrar y aparecer en la tele". 
Atrás de este crimen están los campeones del centralismo. Están quienes promueven y aplauden la inacción de las autoridades centrales (federales) y acusan a las locales de ineptitud. Están medios de comunicación y organizaciones que viven de jugosos contratos y subsidios federales y periodistas achayotados cuya misión es entumecer hasta la parálisis a la opinión pública con su prédica centralista. 
Es claro que también obran en favor de los grupos criminales, las autoridades locales, de eso tampoco hay duda. Precisamente por la enorme capacidad económica de los organizaciones criminales, por el uso de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas, por el uso de tecnologías de comunicaciones, por el uso de recursos criminales de toda la república, por las víctimas que se suponen protegidas por leyes federales, por todo eso, este tipo de delitos son competencia natural de las autoridades federales y precisamente las autoridades federales brillan por su ausencia. 
La sociedad indignada en Tamaulipas actúa aun sin o contra sus autoridades locales y federales, Valor por Tamaulipas lucha desde el anonimato, como una especie de autodefensas, pero de la manera más efectiva posible ante autoridades coludidas y criminales de talla internacional que se saben protegidos por la impunidad. Su arma es la denuncia desde las redes sociales. 
No puedo olvidar a estos valientes cuando aceptan: “En nuestro estado son incontables los casos de quienes se han resistido a ustedes, en la mayoría de los casos los buenos son los que terminan perdiendo”, es triste, pero es cierto. 
Por Antonio Limón López
Sígueme en Twitter 
Léeme en Pinterest
Seamos amigos en Facebook
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.