Bienvenido. Eres el visitante No.

MATAR CANSA

El 4 de agosto, después de un dilatado ataque con misiles iniciado el 7 de junio con la operación “Margen protector”, que deja más de dos mil tumbas, casi cuatrocientas de ellas de niños y cuatro mil mutilados y heridos graves, Israel se cansó de matar y dio una tregua, pero esa tregua duró apenas un par de días y de nuevo volvió la matanza, para ser precedida por otra nueva tregua y otra sangría, hasta que finalmente dejo de matar. Es falso que las treguas sean para “sentarse a negociar”, pues no existe nada que negociar, no existe ningún objetivo militar a conquistar, ni armas de destrucción masiva que destruir, no existe enemigo al frente, ni existe nada que amenace a esa súper potencia militar, ni nada existe en Gaza que Israel no tenga. Simplemente Israel se cansó de matar. 
La franja de Gaza es un gigantesco campo de concentración donde Israel mantiene a su disposición a dos millones de palestinos que sin ella vivirían como ciudadanos en Tel Aviv, gracias a esta “prisión” -así calificada por Amnistía Internacional y Oxfam en 2008 (Gaza colinda con Israel en 51 km, en 11 con Egipto y en 40 km con el Mediterráneo. Egipto es, después de Estados Unidos de América, el principal aliado de Israel.) Israel tiene a los palestinos bajo su ferreo control y sin responsabilidad alguna.
Los habitantes de Gaza dependen en un 80% de la ayuda humanitaria internacional y eso en “época de vacas gordas”. En septiembre del 2007 Israel calificó a Gaza como “entidad hostil” y desde entonces controla el suministro de agua, electricidad, combustible y mercancías. Esta medida es calificada por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, como “castigo colectivo que rechazamos frontalmente”. 
Israel, con la colaboración de Egipto mantiene un bloqueo absoluto en su frontera con Gaza. ¿Qué tiene que negociar Israel que no tenga ya? Acaso algo imposible de logar como que ningún palestino asesine a ningún Israelita, pero eso ya está prohibido por la ley, como lo está en todos los países del mundo, y sin embargo, en todas partes se cometen homicidios, robos, asaltos, secuestros ¿Cómo puede la autoridad palestina impedir eso? 
En el recuento de perdedores no se encuentra Hamás, pero sí un gran número de actores de este drama, los primeros perdedores de la ofensiva “Margen Protector” son por supuesto las dos mil personas que murieron a consecuencia de los ataques, la decena de millares que ahora padecen de mutilaciones y de heridas graves, sus familiares y amigos que sufren con ellos. Ellos palestinos o israelitas son los que más perdieron como consecuencia de esta “operación”. 
Israel como estado, su gobierno y por desgracia también su pueblo pierden, por el desprestigio que representa esta agresión en un mundo como el de hoy, donde las redes sociales como Twitter, Facebook, YouTube y los blogs, han hecho posible que practicamente toda persona interesada en los temas humanitarios, políticos, éticos, religiosos, sociales, tomara conciencia y fijara una postura. 
Israel pierde en este sentido, pues practicamente todo mundo lo ha señalado como un agresor cruel y despiadado. Pierde también y esto es una injusticia total, la población religiosa judía que no habita en Israel, y que es considerada como participe o promotora de la agresión, sin serlo de ninguna manera y aun oponiéndose tenazmente. 
Pierde Barack Obama que se había fijado el proyecto de auxiliar a la población palestina de la franja de Gaza y que se esforzó en ello, pero que fue rebasado por la sed de sangre de Netanyahu y sus cómplices norteamericanos deseosos de desprestigiar y descarrilar al gobierno de Obama. Pierde Estados Unidos de América que se encuentra secuestrado por sus halcones y los de Israel.
Pierde el mundo, pues a pesar de la democracia que se supone que domina en el mundo civilizado, que a pesar de los organismos internacionales como la ONU, Oxfam, Amnistía Internacional, Cruz Roja-Media Luna Roja, OCDE y a pesar de que los líderes del mundo, incluidos los de Israel, pueden darse el tiempo de meditar, de pedir consejos a los mejores asesores del mundo y de reflexionar civilizadamente, es notorio que no están dispuesto a hacerlo y que a los cuatro jinetes apocalípticos, se suman los de la sin razón y de la venganza extrema, desproporcionada, ofensiva. 
Los actos de Israel, de su gobierno y de quienes lo apoyaron no solo son crueles e infames, sino simplemente obscenos. Los bombardeos con proyectiles a distancia contra la población civil son una lamentable herencia de la Segunda Guerra Mundial, en este caso Israel ni siquiera quizo justificar como lo hizo Estados Unidos en Irak ataques selectivos a objetivos militares, pues Netanyahu alegó que los terroristas estaban entre la población civil.
 ... Ahh!! Y unos hoyos y túneles en el suelo construidos por Hamás, donde se habrían ocultado portaaviones, satelites militares, aviones de combate, entre otras sofisticadas armas de la mas alta tecnología, creada para atacar a Israel.  
En Gaza Israel juega a “El que se mueva se muere y el que se quede quieto, también se muere” 
En todo este negro escenario cabe, sin embargo, una luz para la esperanza: Que los poderosos comprendan que el desprestigio inmenso que acarrea la violencia y la impiedad absurda, no puede ser compensado con ninguna cuota de sangre, aun la de la venganza mas pura, menos con la de un pueblo inocente de niños, mujeres y hombres desarmados, que son asesinados por Israel como sospechosos de ser cómplices de Hamás y son asesinados por Hamás, por sospechosos de ser cómplices de Israel. 
Por Antonio Limón López
Sígueme en Twitter
Mi archivo de artículos.
Seamos amigos en Face
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.