Bienvenido. Eres el visitante No.

MÉXICO, GOBIERNO EJEMPLAR.


Es normal que los gobiernos sean ejemplo de otros gobiernos, Roma imitó a Atenas no solo en los ideales helenos, sino en prácticamente todo, en su arquitectura, gusto estético, indumentaria, y fue hasta ya muy avanzada la vida de Roma, que esta se preocupó por desligarse de la influencia ateniense en su cultura. No obstante que en el valle de Lacio no se cultivó la Filosofía a la manera de los habitantes de la península Ática y su periferia, a cambio crearon un sistema de derecho que transformó al gobierno de la forma religiosa ateniense, a la forma jurídica en la península itálica.
Gracias a Gabriel Tarde, tenemos una idea bastante clara de las formas de imitación como parte del proceso de cambio y factor de progreso, y gracias a tan distinguido pensador sabemos que la imitación de Roma a las formas de gobierno y de cultura de Atenas, y de las sociedades medioevales hasta los burgos, en imitación a Roma son “lógicas” porque son llevadas de manera intencional, con la finalidad de obtener beneficios precisos para las propias sociedades que imitan al modelo.

En el caso de México, su ejemplo de gobierno es ahora una especie de moda mundial, como la moda en la ropa que es una imitación “extra lógica” que se imita sin ningún fin racional, solo por gusto, por empatía, vamos pues, por razones no de utilidad, sino de placer. El gobierno de México es un modelo que se imita desde el Círculo Ártico, al Antártico, desde las costas orientales de América hasta las costas occidentales del mismo continente, y sin embargo los mexicanos no manifestamos por ello ningún orgullo.
En noviembre del 2014, el gobierno mexicano fue sorprendido por un evento que daría la vuelta al mundo, se descubrió que nuestro presidente y su estimable esposa, habían adquirido en condiciones de ganga, o mejor dicho, de donativo consistente en una suntuosa mansión hecha al gusto de la actriz de Televisa y Primera Dama, que fue pagada por el astuto traficante de influencias Juan Ignacio Hinojosa, especialista en “ganar” toda suerte de concursos de obras públicas dentro del peñanietismo. El mundo lo sospechaba, pero ahora lo sabía, México era la nación cuyo gobierno era absoluta y descaradamente corrupto, al punto de asumir un liderazgo mundial en la especialidad.
Sin embargo la caprichosa diosa fortuna, le reservaba al Gobierno Mexicano el alto sitial de ser el ejemplo de gobierno corrupto, imitado como ya se dijo por gobiernos de todo el orbe, en Argentina la líder de la oposición Cristina Fernández y el Presidente Mauricio Macri se gritan uno al otro “corrupto” y acaso se lo merezcan; En Brasil la Presidenta Dilma Rousseff es investigada y al mismo tiempo, el ex Presidente Lulla Da Silva intenta esconderse bajo el manto protector del Fuero; En Guatemala se destituyó al Presidente y a la Vice Presidenta por un feo caso de corrupción en las aduanas. De Venezuela ya ni hablar porque es un árbol caído desde hace tiempo.
No solo es el caso de la América tercermundista, sino también lo es de Estados Unidos, donde el éxito de Donald Trump y de Bernie Sanders evidencian el proceso de degradación, que sin importar cuál sea en el detalle su causa, es corrupción percibida por la población y que se anida en la clase política de esa nación. En la Unión Americana los “outsiders” están al alza, contra los “insiders” que se debaten acosados por su pasado.
España vive su propia pesadilla, Después de la elección del Parlamento este no puede aún formar gobierno, esto es en gran medida por lo mismo que ocurre en Norte América, donde los electores ya están fastidiados de tanta mediocridad, ineptitud y corrupción en todas las aristas de la estructura gubernamental, y porque los partidos no sueltan nada con tal de apropiarse del Erario Nacional (Como en México!!).
Para colmo los “Papeles de Panamá” exhiben con datos precisos la magnitud de la depredación que sufre el mundo, a manos de su élite política y sus “empresarios” asociados, el pillaje de los gobernantes no tiene límite, ni conoce la vergüenza, bueno al menos el presidente de Islandia, y el Director de un Banco de Austria tuvieron la dignidad de renunciar apenas se destapó la cloaca. En Chile el honorable Gonzalo Delaveau, presidente del organismo privado “Chile Transparent” fue obligado a presentar su renuncia, con motivo de unos millones de dólares opacos que atesoraba en las islas del Caribe.
Los flemáticos ingleses piden la renuncia de James Cameron su Primer Ministro, y la inmundicia enloda a toda Europa, a Oriente Medio donde los árabes celebran felices los miles de millones de dólares que su líder depositó en favor de los fideicomisos panameños. Incluso los líderes del gabinete Chino, que tiene por deporte fusilar a los corruptos por el robo de cualquier insignificancia han sido atrapados con miles de millones de dólares en paraísos ocultos a los fiscales chinos, muy atentos para fusilar a los jodidos, pero muy ciegos para ver a su comité central del partidos comunista chino.
En fin, la primicia del gobierno mexicano en 2014, fue seguida por la rapiña en la FIFA y sus comités nacionales, sigue en la codicia irracional por apropiarse de los gobiernos, y se corona con miles de millones de dólares en cuentas concentradas en la piratería bancaria que la pérfida Albión y Estados Unidos cobijan en las islas del Caribe, Uruguay, Nevada, Texas y Panamá, donde se oculta la riqueza mal habida.
Definitivamente México es líder y ejemplo de gobierno corrupto y de pueblo tolerante y servil, que exporta su modelo criminal a un mundo degradado por el poder sin ideales, por el capitalismo despiadado y por la ceguera ideológica que campea en el mundo.

Por Antonio Limón López.
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.