Bienvenido. Eres el visitante No.

Votos “duros" y "diferenciados” en Baja California.


Las elecciones son, en los sistemas "democráticos", indispensables para elegir a los gobernantes, pero también sirven para analizar el estado de salud de la misma democracia en que acontecen esas elecciones. Nada de extraño tiene esto, pues así como en los tejidos vivos es donde se desarrollan las enfermedades, las elecciones son el tejido político en que florecen los más peligrosos males de la democracia. Es seguro que tanto Louis Pasteur como Benjamín Franklin suscribirían lo antes dicho, sin embargo no basta acudir al auxilio de tan notables hombres de ciencia, uno de la biológica y otro de la política, para que una idea por tentadora que sea, pase por cierta en el escéptico México de nuestros días.
Por fortuna, las elecciones de Baja California en 2013 son propicias para su examen, pues son un tejido todavía fresco que ofrece resultados útiles para revitalizar a nuestra democracia y a sus múltiples complementos. En primer lugar salta a la vista que en la elección para gobernador, Francisco Vega de la Madrid candidato ganador, apenas logró 442,868 votos de los 2, 410, 573 de electores inscritos en la Lista nominal de electores, eso representa apenas el 18.371% de los electores del listado de ciudadanos, el porcentaje mejora un poco cuando agregamos los votos de los contendientes Fernando Castro Trenti, primer candidato no electo con 417,909 votos y Felipe Ruanova Zarate con 48,089 sufragios, por lo que en conjunto los tres contendientes apenas obtuvieron 908,866 votos, o el 37.703% de los electores listados (no se incluyen como votos para gobernador ni a los anulados, ni a los de candidatos no registrados, ni los que fueron sustraídos por los propios electores).
La segunda etapa del análisis consiste en determinar la cantidad de votos “duros” de cada uno de los contendientes, según la fórmula que propongo en ausencia de otra mejor, que es la de definir los “votos duros” como la cantidad de votos que se expresaron consistentemente en todas las elecciones posibles, en este caso tres: gobernador, munícipes y diputados. En este concepto el “voto duro” panista ascendió a 401,325 electores que prefirieron al PAN en las tres boletas. En el caso del PRI, su “voto duro” fue mayor que el panista, pues se elevó a 408,104 ciudadanos que prefirieran al PRI en las tres boletas de la contienda y por último el Movimiento Ciudadano (MC) obtuvo 46,159 votos duros.
En este punto, surge la siguiente cuestión ¿Cuánto representan los “votos duros” en el resultado de las elecciones? La respuesta es también fácilmente expresable en números y porcentajes. En la elección para gobernador, ganada por el PAN, los votos duros de este partido fueron el 90.619% de los 442,868 votos que obtuvo “Kiko” Vega, en tanto que los votos obtenidos por Fernando Castro Trenti para gobernador fueron 417,909, de los cuales el voto duro priista fue el 97.653%. El MC logró la fidelidad de 46,159 votantes “duros”. Esto significa que en la elección para gobernador fueron los votos duros los que representaron la inmensa mayoría de los sufragios, pero no fueron ni los únicos, ni los decisivos.
Es necesario tomar en cuenta que para ganar la elección Francisco “Kiko” Vega, necesitó de 41,543 votos “diferenciados”, esos votos fueron el 9.381% de su votación total. En el mismo caso están los alcaldes que ganaron gracias al voto diferenciado que los prefirió.    
Los “votos diferenciados” son aquellos que provienen de electores que votaron por dos o más partidos políticos. Son “votos diferenciados del PAN” aquellos en que los electores votaron por el PAN y por otro u otras posibilidades electorales, y son “votos diferenciados del PRI”, aquellos en que el emisor de esos votos, optó por el PRI y también por otras opciones electorales.
Los “votos diferenciados del PAN” apenas llegaron a 46,149, que se obtuvieron como el resto o diferencia de la sustracción de los “votos duros” del total “máximo de votos” en favor de ese partido, que ascendió a 447,472 votos. En el mismo rubro los “votos diferenciados del PRI” llegaron a 47,918 votos, apenas 1,769 votos más que el PAN, pues su cielo de “máximo de votos” llegó a 456,022. El MC, obtuvo un total de 26,076 votos “diferenciados”.
Los conjuntos de la elección son dos, debidamente superpuestos, el primero lo forman los votos duros de los partidos políticos y coaliciones, que suman un total de 855,588 votos, más el “voto” anulista “duro” que ascendió a 26,561, y el de los “no registrados llegó a 2,955, por lo que tenemos un gran total de “votos duros” de 885,104 dentro de un universo de 942,598 electores, lo que significa que existieron 57,494 “votantes diferenciados” que votaron por las dos coaliciones, por el MC, que anularon su voto, que votaron por candidatos no registrados y de ellos entre dos mil y cuatro mil se llevaron al menos una boleta a su casa como recuerdo o como "fetiche", todo lo cual es consistente con los datos ya esgrimidos.
Los “votantes diferenciados” prefirieron a Francisco “Kiko” Vega de la Madrid sobre Fernando Castro Trenti, votaron profusamente por el PRI en la elección para presidente municipal de Tijuana, le dieron una votación histórica al MC y siguieron votando para expresar su protesta, anulando su voto o votando por candidatos imposibles como el "candigato" o el "Dr Simi". Es importante comprender que los votos diferenciados son la expresión de varias minorías, una optimista que confía en la elección “cruzada” y que vota por los “ciudadanos” y no por los partidos, otra que vota por opciones idealistas, pero también son la expresión de escépticos, que se mofan a su manera, de nuestras elecciones o que protestan anulando su voto o llevándose las boletas a su casa.
No es este el momento para juzgar a nuestros "votantes diferenciados", por ahora existen por el solo hecho de que votaron, y de que utilizaron a los votos duros como trampolín para imponerse sobre ellos, utilizando la estrategia de poner un puñado de votos aquí y otro por allá. No sabemos si son nuestro futuro, si vivirán con nosotros en sana simbiosis o si son otros parásitos. Por el momento es bueno saber que existen y que coexisten discretamente entre nosotros.

La alianza del miedo 
There was an error in this gadget

Twitter

Archivo de publicados.